Menu
Radio en vivo

| Eduardo Castex, La Pampa.

Superliga 2018: Olimpo y Temperley descendieron a la B Nacional

Después de 16 años en la máxima categoría, Arsenal fue el primer equipo en despedirse de la Superliga hace un par de semanas atrás, luego de algunas temporadas para el olvido. Esto encrudeció aún más la lucha entre los equipos del fondo. Este sábado, fue el turno de Olimpo y Temperley de decir adiós y ahora sólo queda un lugar para jugar en la B Nacional desde julio. ¿Cuántos equipos darán pelea para mantenerse en el fútbol máximo de la Argentina los próximos cinco partidos?. La gran clave de la historia es Chacarita. El "Funebrero" está casi condenado, por lo que está obligado a ganar el domingo ante Colón y esperar que Vélez, otro implicado, no sume ante San Lorenzo. Más arriba, sin mayor tranquilidad, aparecen Tigre y Patronato.

PERDIÓ OLIMPO                                                                          

Olimpo cayó por 2-0 ante San Martín de San Juan en un discreto partido que jugaron por la fecha 23 de la Superliga y, con este resultado, el elenco bahiense descendió a la Primera B Nacional.

El primer gol lo marcó el arquero Luis Ardente, de penal a los 8 minutos de la primera parte, mientras que a los 38 de la misma etapa el guardavallas del elenco sanjuanino le tapó un penal a Emiliano Tellechea. En tanto, cuando se jugaba el cuarto minuto de descuento, Facundo Barceló, también desde los doce pasos, selló el triunfo para el Verdinegro.

Olimpo había ascendido en junio de 2013 (su cuarto ascenso a Primera División) tras solamente una temporada en la segunda categoría, pero después de casi cinco años vuelve a dejar la élite del fútbol argentino debido a su flaco promedio. Por su parte, el elenco sanjuanino se ilusiona con una levantada en el final de la Superliga que le permita alcanzar la clasificación a la Copa Sudamericana.

GODOY CRUZ GOLEÓ Y DESCENDIÓ TEMPERLEY

Godoy Cruz goléo a Temperley por 3 a 0, al cabo de un discreto encuentro disputado este sábado en el estadio "Malvinas Argentinas", en el marco de la jornada 23 de la Superliga. La caída del Gasolero en Mendoza sentenció su descenso a la B Nacional, al cabo de tres años en Primera.

Agustín Verdugo, a los 34 minutos de la primera etapa, marcó el primer tanto del conjunto "bodeguero". Ya en el complemento el uruguayo Santiago "Morro" García, a los 7 y 13 minutos, alargó la diferencia para el local.

Pese a los primeros minutos en los que se vio sorprendido, el "Tomba" venció sin demasiada dificultad al "Celeste", triunfo que le posibilita colocarse temporalmente a cuatro puntos del puntero Boca Juniors.

Leer más ...

No hubo milagro: Arsenal empató con Chacarita y perdió la categoría

Arsenal le empató 2-2 a Chacarita Juniors en San Martín, después de estar dos goles en desventaja, pero descendió a la segunda división del fútbol argentino por el triunfo de Patronato de Paraná como local ante Rosario Central en otro partido de la 21ª fecha de la Superliga.

El "Funebrero", último en la tabla de promedios y también al filo de perder la categoría, tenía la victoria encaminada por los goles de Germán Ré (41m.PT) y Mauro Matos (5m.ST). Pero una notoria merma de su funcionamiento posibilitó la reacción de Arsenal, que llegó a la igualdad con tantos de Claudio Corvalán (15m.ST) y Sebastián Lomónaco (37m.ST) tras un penal que el arquero local Pedro Fernández le desvió a Lucas Wilchez (10m.ST).



Leer más ...

Del cielo al infierno en la Davis: A casi un año de ganar la Copa, Argentina descendió

Argentina, que hace apenas 10 meses fue campeón de la Copa Davis, no aprovechó el impulso del título y consumó su descenso del Grupo Mundial a la Zona Americana, al perder el Repechaje con Kazajistán por 3-1, en la serie jugada en Astana que confirmó lo que se intuía cuando sus principales tenistas le dieron la espalda al equipo.

El descenso de Argentina se concretó con la derrota de Diego Schwartzman ante Mikhail Kukushkin por 6-4, 6-4 y 7-6 (7-2) luego de dos horas y 44 minutos de juego, ante unas 2.000 personas que se acercaron al estadio National Tennis Centre, entre ellos un puñado de argentinos que se fueron abatidos por la frustración deportiva.
El equipo dirigido por Daniel Orsanic, que había sido campeón el 27 de noviembre pasado tras haberse impuesto ante Croacia (3-2) en Zagreb, retornará a la zona continental después de 16 años, cuando había ascendido con su victoria sobre Belarús, en Córdoba, el 23 de septiembre de 2001.

Argentina pagó un costo altísimo a la decisión de sus principales tenistas de no jugar la Davis, algo que si bien merece respeto, podía haberse dado en otro momento, porque el hecho de no haber contado en Astana con siete de los 10 jugadores ubicados en el 'top 100' del ranking mundial cambió el curso de la serie.
En ese sentido, así como Juan Martín Del Potro fue "factor determinante" para ganar la Davis, según explicó a Télam el propio Orsanic, con sus hazañas en Glasgow y Zagreb el año pasado, su ausencia fue indisimulable en las derrotas ante Italia en febrero último y ahora en Astana ante un rival que solo tuvo un tenista peligroso: Kukushkin.
Es que el tandilense, además de ganar sus partidos, absorvía la presión y eso elevaba el nivel del resto, así Leonardo Mayer, Federico Delbonis y Guido Pella rendían por sobre su nivel. Sin él, Argentina se encontró con la peor versión de Schwartzman en el año y los demás no estuvieron a la altura de lo que requería la serie, sobre todos los doblistas.
En tanto, Pella, único campeón de la Davis que aceptó jugar en Astana, comenzó la debacle con la derrota ante Kukushkin por 6-7 (5-7), 7-6 (7-5),6-2 y 6-4. 
Schwartzman, quien arrastraba tres derrotas en la Davis, salió de perdedor con su triunfo en sets corridos sobre Dmitry Popko por 6-4, 6-2 y 6-2. Sin embargo, el dobles volvió a dejar a la Argentina en la cornisa ya que los debutantes Máximo González y Andrés Molteni cayeron frente a Aleksandr Nedovyesov y Timur Khabibulin por 5-7, 6-4, 7-5 y 6-4.
En ese contexto salió a jugar el "Peque", en el mejor año de su carrera (llegó a cuartos de final en el reciente US Open), ante un rival como Kukushkin al que había vencido en el único enfrentamiento previo, el año pasado en el ATP de Winston Salem.
Schwartzman empezó el partido con una doble falta, enseguida sumó otra más, y luego acumuló errores al punto que a los 11 minutos perdía 4-0 y pese a que esbozó una reacción, cedió el parcial por 6-4.
Kukushkin, que lo movía a la derecha y definía después los puntos sobre el revés, tuvo un saque muy fuerte y preciso que no era descifrado por el argentino, ese cóctel confirmó lo que habían anunciado los densos nubarrones en el inicio, así el marcador para el kazajo es estiró a 6-4 y 6-4.
Schwartzman, flojísimo con su derecha y sin la intensidad que suele mostrar en el circuito, recién logó sacar de la zona de confort en que se movía Kukushkin en el tercer set, cuando metió un par de reveses paralelos y se puso arriba por primera vez en el marcador, pero ya era demasiado tarde.
La definición se estiró al tie break y ahí el kazajo ratificó todo lo bueno que había hecho anteriormente, mientras que Schwartzman repitió sus errores y lo pagó con una derrota dolorosa porque decretó el descenso de categoría.
Argentina vivió, en menos de un años, sensaciones ambiguas, ya que por un lado saboreó las mieles del éxito cuando alzó el ansiado trofeo, y por otro mordió el polvo de la derrota con el descenso que lo hará regresar a la Zona Americana I, algo que nadie imaginaba.
Seguramente hubo errores (como también aciertos), pero lo más duro es no haber aprovechado el envión ganador que dio el título para crecer, y ahora habrá que empezar de cero, con un grupo de tenistas nuevo, con condiciones, aunque ninguno con la estatura de crack del tandilense Del Potro, el único que permitió concretar el gran sueño.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
asdasdasdasdasd