Menu
Radio en vivo

| Eduardo Castex, La Pampa.

Antes del invierno: el PJ del entusiasmo y la preocupación (*)

La tormenta económica pareció pasar, pero dejó sus consecuencias para el gobierno nacional, lo que entusiasma al PJ de cara a 2019. En ese escenario el invierno llegará a la política provincial: el político de los días del Mundial de fútbol y el económico del ajuste que prepara la Casa Rosada.

El nuevo entusiasmo peronista

Vamos primero a la cuestión política. La dirigencia peronista en La Pampa, como en otros puntos del país, mira con más tranquilidad 2019. La caída que marcan las encuestas en el nivel de aprobación de la gestión de Macri y de las expectativas fue observada en el PJ pampeano con cierto entusiasmo. Las declaraciones del presidente de la UCR provincial afirmando que el PJ "teme perder" la gobernación el próximo año fueron recibidas este domingo con cierta sorna por uno de los últimos consultados antes de cerrar esta columna. "¿En qué país vive este muchacho?", dijo. A los funcionarios justicialistas se los nota más distendidos luego de los turbulentos días que sacudieron a Cambiemos.
A nivel país los dirigentes del peronismo también comenzaron a entusiasmarse luego de quedar arrinconados por el macrismo, pero todavía es muy pronto para pensar en triunfos. Las últimas semanas de inflación y de disparada del dólar alentaron otra forma de percibir 2019. Todavía no alcanza para hacerle fuerza a Cambiemos, pero al menos hay más esperanzas.
Sin una figura convocante, el peronismo por ahora es un PJ troquelado, al decir de Diego Genoud. Todo indica que puede haber dos candidaturas: una del PJ federal y otra del kirchnerismo. "Alguna pasará a segunda vuelta y puede hacerle fuerza a Macri", indica un analista. La única dirigente que pareció ganar algo con el traspié de Macri, aunque fuera muy poco, fue CFK. Pero el techo sigue siendo bajo para ella. La ex presidenta afirma que no quiere ser candidata el año próximo, y ya hay algunos globos de ensayo desde su sector por las dudas.
Otros dirigentes desde los dos peronismos no K hacen sus propias cuentas. Están quienes quieren un candidato del PJ sin olor a kirchnerismo, y están quienes son proclives a sumar a todos, con un acuerdo que incluya a dirigentes K, pero sin Cristina. Suenan presidenciables de todos lados: Urtubey, Massa, Schiaretti… Y se suman otros posibles postulantes al listado. En momentos que pocos miden, cualquiera se anima, o se propone.
En La Pampa mientras tanto todo parece estar en calma, salvo cuando hay que apuntarle a Macri por sus desaciertos. La reelección de Carlos Verna y el desdoblamiento están en stand by, lo habíamos analizado. El mandatario habla permanentemente con sus pares de otras provincias sobre lo que está ocurriendo en el país, aunque esto no trascienda. Se espera que el Mundial "congele" un poco la política provincial, menos para los candidatos a gobernador de Cambiemos que juegan su propia pelea a ver quien llega y quien se queda en el camino.

El invierno económico

El otro invierno es el económico: el gobierno nacional ya anunció que habrá ajuste tras definir el camino hacia un acuerdo con el FMI y eso se derramará a las provincias para compartir los costos políticos de la decisión. En este tema, ya comienza a percibirse cierta preocupación en quienes manejan las cuentas pampeanas, si bien los recortes no impactarán tanto en La Pampa como sí lo harán otras variables económicas.
Se habla con el entorno vernista, y afirma uno de sus voceros: "No estamos tan preocupados por los fondos que nos pueden sacar, porque la verdad no llegan obras ni programas que fueron cortados. ¿Qué nos van a cortar, si ya lo hicieron con todo? La restricción de gastos ya la tenemos desde hace mucho. Los fondos que llegan son los automáticos por ley y los tienen que mandar sí o sí".
Otras provincias están más complicadas, apretadas con las deudas con Nación y con obras en marcha o prometidas. Los gobernadores que buscan su reelección saben que deben sostener su gestión como puedan.
Las consecuencias del ajuste no inquietan tanto como el impacto de la inflación y la escalada del dólar en el nivel de actividad. "Se va a resentir en La Pampa la economía local y habrá menos recaudación. Hay cuestiones indirectas como el aumento de tarifas que le pega al consumo. Vamos a ver cómo además impacta todo esto en el funcionamiento del Estado por los costos en aumento. También habrá un efecto arrastre en la masa salarial: ya se proyecta una inflación a mediados de año del 15%, y al aplicarse la cláusula gatillo a los sueldos de la administración pública, se debe aplicar un aumento porque la pauta que se había acordado era del 10% para esa fecha. Eso será un gasto importante", explican sobre lo que puede venir.
La turbulencia económica complica el escenario político. Por ahora habrá que esperar el rumbo que toma el gobierno de Macri: si no puede frenar las malas noticias y la debacle económica se profundiza o si vuelve a repuntar a pesar de las dificultades que se suman.

(*) Por Norberto Asquini (periodista - investigador)

Leer más ...

PJ pampeano: los buenos y malos socios y el aguijón esperado (*)

El gobernador Carlos Verna recibió las declaraciones con enojo, pero sin demasiada sorpresa. Sabía que en algún momento iba a suceder. La extorsión del ministro Juan Carlos Tierno de intentar condicionarlo al reclamar que rompa con el marinismo o en caso contrario él iba a ser candidato por afuera del PJ es parte de la teoría del escorpión al que tiene acostumbrados a propios y extraños.

Tierno ya venía avisando sobre la definición que hizo pública la semana pasada. Fue preparando su salida del gobierno vernista desde hace un tiempo con diferentes declaraciones y puestas en escena. Hay un hilo conductor en el que los ataques al marinismo, y sobre todo a su jefe histórico, el ex gobernador Rubén Marín, fueron una constante, que se sumaba a conflictos con funcionarios vernistas. Desde el año pasado, en esta columna ya se había avisado.

Jugar a victimizarse

El ministro lanzó que si persistía la alianza con Marín se alejaba. Una condición difícil de cumplir cuando Marín ha sido el principal socio político de Verna. Lo que fue ratificado en la última reunión que mantuvieron ambos. El mensaje fue claro: Tierno se va del cargo.
Ahora espera que el gobernador Verna lo eche para victimizarse. Verna no parece que quiera pagar ese costo político. Tal vez aguarde a que el Superior Tribunal de Justicia dicte el fallo que lo termine de inhabilitar al confirmar la condena por abuso de autoridad que pesa sobre el funcionario para no tener que hacerlo él mismo. Pero mantenerlo en el cargo es un desafío. Ahora el ministro pasó un límite: no solamente atacó a Marín, sino que directamente enfrenta a Verna.
Tierno había provocado en los últimos tiempos cierta tensión en el PJ, cuando en el resto del peronismo la tendencia es a la unidad en la diversidad. De hecho, había llegado al cargo por un acuerdo político y personal con Verna en 2015 pero nunca estuvo identificado con el gobierno ni con el resto del PJ. En la campaña de 2017 ni participó. Ni iba a pedir por la reelección de Verna. Había especulado que en 2019 podía llegar a ser candidato a gobernador si Verna no se presentaba. Pero ahora la realidad cambió: el mandatario va por la reelección y él se puede quedar sin cargo.

Incómodo para todos

Tierno es un elemento incómodo para todos. Sus decisiones están atadas a una patología propia: megalómano, autoritario, autocrático, inorgánico, personalista. Nada que ya no se sepa ni el autor de esta columna haya dicho en otras oportunidades. Cansa volver sobre lo mismo.
Siempre fue una molestia en el gabinete, aunque Verna lo haya sostenido en el gobierno, en parte por el acuerdo político -que implicó la permanencia de su esposa como diputada provincial en el bloque oficialista- y en parte porque daba cierto perfil para un área sensible como es la de seguridad. El vernismo tuvo que sobrellevar sus arrestos autónomos, su cercanía con la ministra Patricia Bullrich, sus constantes roces con las demás áreas (la mayoría), hasta con su yerno, el segundo del ministerio que supo confiarle a un funcionario que ya estaba superado por su suegro, o sus polémicas medidas. Para el marinismo era un constante provocador. Los dirigentes marinistas ya estaban además cansados de sus declaraciones y de que el gobernador Verna no lo desalentara o lo reprendiera públicamente.
Para el PJ, en un momento en que se juega en 2019 su continuidad en el poder, también su alejamiento puede ser un problema, ya que necesita contar con todos los votos necesarios para enfrentar a Cambiemos. Ese es el cálculo que hace la oposición. Pero además, en lo inmediato, el oficialismo perdería un diputado ya que la esposa del ministro haría, como ya lo hizo en dos oportunidades, un bloque aparte.
Para el PJ, hay otras lecturas. Se aleja un funcionario de perfil polémico, que atraerá aún más a la unidad a sectores que discutían su permanencia como el kirchnerismo, y que tampoco hizo mucho por la unidad del peronismo o electoralmente. Pero además afirman que para Cambiemos va a ser un doble problema que esté fuera del PJ: por un lado, se especula que los votos suyos son más de la oposición no peronista que del justicialismo, por lo que le sacaría apoyos, y por otro que de sumarse a Cambiemos sería romper hacia adentro las posibilidades de un frente ya que sectores del radicalismo son contrarios a cualquier acercamiento.
Hay que preguntarse, ¿conserva Tierno parte del apoyo electoral que supo tener? En 2015 en la interna del PJ por la intendencia de Santa Rosa, cosechó unos 6.000 votos, con Verna como postulante a la gobernación. En 2015 fue necesario para que fuera parte del bloque que le ganó al jorgismo. Se vendió al mejor postor y Verna lo sumó en su ingeniería para ganar.

La buena y la mala sociedad

Tierno es para el PJ un ejemplo de las malas sociedades políticas. A diferencia del marinismo, un socio estratégico del vernismo, como lo suele categorizar uno de los dirigentes naranjas. El marinismo es parte de la gobernabilidad y del armado del PJ acompañando a Verna. Es una fuerza aliada, más allá de que algún dirigente pueda molestar con su exposición pública a algunos vernistas, pero eso es parte del juego político de conservar la identidad y posicionarse políticamente. Tierno jugó siempre la personal y a la autonomía política. Solamente los retos de Verna en reunión de gabinete habían logrado controlarlo. El ministro es garantía de una mala sociedad, y Verna esperaba su aguijón en cualquier momento. Algo que también lo debe advertir Cambiemos, si es que hay sectores que en estas circunstancias especularían con llegar a sumarlo.

(*) Por Norberto G. Asquini

Leer más ...

EdUNPam informó que el libro “El Informe 14” ya está disponible para su descarga

La EdUNLPam informó que se encuentra disponible para su descarga gratuita el libro "El Informe 14 - La represión ilegal en La Pampa 1975-1983", escrito antes del primer juicio de 2010 por Norberto Asquini y Juan Carlos Pumilla.

La publicación "permite contextualizar como nunca antes los atropellos a los derechos individuales y colectivos que desató el proceso de Reorganización Nacional en la provincia de La Pampa. Artistas, militantes políticos, estudiantes, dirigentes gremiales, docentes, periodistas y gente sin compromiso público fueron víctimas del oscurantismo desatado tras el golpe del 76".

En el resumen indican además que "no sólo ponen de relieve la brutal represión en aquellos años, sino desnudan también una nefasta trama de complicidades y actitudes complacientes, sin la cual todo hubiera sido más difícil para la aventura castrense. Trama que involucra desde funcionarios judiciales hasta un 'consejo de notables' que se reunía en el Destacamento de Toay con el entonces coronel Ramón Campos para señalar a los "ciudadanos peligrosos".

La descarga se puede realizar desde este link

 

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
asdasdasdasdasd