Menu
Radio en vivo

| Eduardo Castex, La Pampa.

La exposición de Caputo en el Congreso terminó en un escándalo

La exposición del ministro de Finanzas, Luis Caputo, ante la Bicameral de Deuda Externa concluyó a las 13.10 en medio de un escándalo, luego de que la diputada del Frente para la Victoria, Gabriela Cerruti, denunciara que un funcionario le acercó el papel con un mensaje.

Según el papel que mostró la legisladora, el mensaje decía: "Mis hijas tienen 11 y 13 años. No seas tan mala" y estaba acompañado de un emoticón, que Cerruti atribuyó a Caputo. 
El hecho motivó la reacción de parte de diputados del FpV que reclamaban a los gritos hacer uso de la palabra, lo que motivó al presidente de la comisión, el peronista José Mayans, a levantar la audiencia "por desorden".
Caputo comenzó su exposición a las 9 y desarrolló durante unos 20 minutos un informe sobre la situación económica y la deuda externa. Luego, el funcionario advirtió que "el tema de las offshore no es delito" y se trata de "una práctica común", remarcó que el delito se da "cuando no se declara", y sostuvo que tampoco puede declarar "una tenencia" que no es suya.
En su informe ante la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda, rechazó acusaciones planteadas en su contra desde la oposición, que le endilgaron haber asumido como funcionario con la supuesta intención de "favorecerse". 
"Si hubiera querido beneficiarme, me hubiera quedado en el sector privado", sostuvo ante los legisladores reunidos en el Salón de las Provincias del Palacio Legislativo. 
En ese contexto, dijo que, de hecho, su comportamiento "como ciudadano" en torno al dólar futuro "es un buen ejemplo" de que no se favoreció, ya que no ganó nada con esas operaciones.
En respuesta a las preguntas sobre su supuesta vinculación con empresas offshore antes de ser funcionario, Caputo afirmó: "No tengo nada que ver con esas empresas. Todo lo que tengo lo tengo bien declarado en la Oficina Anticorrupción y en la AFIP".
Respeto a la empresa Noctua, aclaró que sólo tiene "una tenencia accionaria nominal" que no tiene por qué "tener declarada" ya que eso no lo convierte "en propietario".
"Soy un tenedor fiducidario en confianza de otra persona", amplió, y dijo que se presentó en la Justicia para que se "acelere la investigación" y se pruebe que no cometió delito.
Respecto a la deuda, afirmó que la contraída con el sector privado y organismos multilaterales "es la más baja de la región", y es de "un 30 por ciento del producto", y declaró que "el perfil de la deuda argentina tiene algunas fortalezas fundamentales", como el hecho de que "el plazo de financiamiento es largo".
Caputo ratificó que el gobierno nacional está intentando "sentar las bases para tener un crecimiento sostenido" pero advirtió que "75 años de desmanejos no se pueden solucionar en un año o dos" y que "no se le puede mentir a la gente" sobre esto.
El ministro de Finanzas reiteró que el objetivo principal del Gobierno es "eliminar la pobreza" mediante un "crecimiento sostenido" para que "se cierre la brecha social" y que Argentina deje de ser "un sube y baja fenomenal" en materia económica.
La exposición tuvo momentos tensos cuando intervino el ex ministro de Economía kirchnerista, Axel Kicillof, o el jefe de la bancada del FPV, Agustín Rossi, quienes insistieron con el "conflicto de intereses" y la supuesta incompatibilidad del funcionario para ejercer cargos públicos por su participación en empresas en el exterior.

Leer más ...

La oposición quiere ponerle límites a Caputo para seguir tomando deuda

El ministro Luis Caputo asistirá el miércoles a la bicameral de seguimiento y control de la gestión de contratación y de pago de la deuda y, si bien la mayor expectativa está en la defensa que hará de su cuenta offshore nunca declarada, los legisladores opositores lo interpelarán duro sobre el crecimiento del pasivo externo del país. La bicameral tendrá reuniones mensuales para seguir de cerca las finanzas.

No se conformarán fácilmente con sus respuestas: la comisión se reunirá al menos una vez al mes para estudiar si aumentó la deuda externa y empezar a fijarle límites al ministro de Finanzas para salir al mercado en 2019. Las nuevas reglas del juego se definirán en el presupuesto, que empieza a debatirse en septiembre.
Con su sinceridad brutal, el año pasado Caputo anunció en el Congreso que en 2018 tomaría 30 mil millones de dólares en exterior y en otros 10 mil en esa moneda con la renovación de letras del tesoro (Letes) y las "Repro", publicó el sitio LPO.
Y explicó que pedirle el permiso al Congreso antes de ir a Wall Street puede salir más caro. "Aparecen oportunidades de repente y hay que aprovecharlas", se justificó.
El primer trimestre de ese año dejó claro que sabía lo que decía: tomó casi la totalidad de la deuda prevista en el extranjero y esquivó parte de una suba de tasas de la reserva federal, que podría continuar.
Pero lo que para el ministro y Mauricio Macri es una gestión virtuosa, para gran parte de la oposición es un problema a futuro por los abultados intereses de la deuda, que según el Gobierno suman 2.7% del PBI por año.
El senador peronista José Mayans, presidente de la bicameral de control de deuda, lo plantea en cada sesión y ya pidió en el último presupuesto hacer un seguimiento más preciso del endeudamiento externo.
En 2016, tras autorizar el pago a los holdouts, los senadores peronistas aprobaron un proyecto de ley para exigirle a Caputo detallar sus visitas a las sedes financieras del mundo en tiempo real. Pero el diputado macrista Luciano Laspina lo cajoneó en la Comisión de Presupuesto.
El año pasado el bloque de gobernadores pidió el año pasado con una sesión especial para sancionarla de prepo, pero luego se echó atrás y habilitó a ciegas el endeudamiento para 2018. La sangre nunca llega al río entre los mandatarios peronistas y Macri.
"El pico de la deuda PBI será en 2020, cuando aun siendo el más bajo de América Latina empezará a bajar", repite Nicolás Dujovne cuando intentan acorralarlo con este asunto.
Caputo suele remarcar que su anhelo es tomar deuda sólo en pesos "como hace Perú". Lo intenta con sus letras del tesoro, que emite desde el año pasado para cubrir el déficit sin pedir tantas divisas.
La oposición pondrá a prueba su hipótesis y uno de los más vehementes será el secretario de la bicameral, Axel Kicillof, que la semana pasada acercó un voluminoso informe sobre el rojo externo de Argentina.
Caputo llegará preparado: Marcos Peña lo sometió a un estricto coaching desde hace dos semanas y se apoyará con un interminable powert point.
Ya pidió lugar para una pantalla gigante en el salón de las provincias del Senado, donde empezará a exponer a las 9 de la mañana y los legisladores están dispuestos a quedarse hasta las 13. Pero creen que el ministro tal vez quiera irse antes.

Leer más ...

La offshore Noctua Partners reconoció que Caputo era su dueño

Una empresa administradora de fondos radicada en el paraíso fiscal de las islas Caimán informó que el ministro de Finanzas Luis Caputo fue su dueño y accionista "indirecto" hasta pocos días antes de asumir su cargo.

La compañía Noctua Partners comunicó la participación directiva y accionaria del funcionario a la Comisión Nacional de Valores estadounidense (SEC, en inglés), destacaron los diarios "La Nación" y "Perfil", miembros del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).
La supuesta vinculación entre el actual ministro de Finanzas y la empresa radicada en las islas Caimán ya había sido advertida en noviembre pasado en los "Paradise Papers".
Según "Perfil", Caputo "fue 'dueño indirecto', su 'accionista indirecto', y tuvo 'control' sobre la compañía hasta el 25 de noviembre de 2015, diez días antes de asumir como funcionario".
Vale recordar que el ministro de Finanzas dijo en diferentes ocasiones que no fue propietario ni accionista de Noctua.
El 11 de febrero pasado los dos diarios habían publicado que Caputo omitió declarar al incorporarse a la función pública su participación en administradoras de fondos radicadas en los llamados paraísos fiscales. "Caputo fue el dueño, entre 2009 y 2015, del 75% de las acciones de Princess International Global Ltd., una sociedad offshore creada en las islas Caimán", indicó ese día "La Nación".
El uso de empresas registradas en los llamados paraísos fiscales no es ilegal, siempre y cuando el beneficiario lo declare a las autoridades fiscales del país en el que reside.
"Nunca fui propietario ni accionista de Noctua ni de Princess, sino asesor, administrador, fiduciario y/o manager", explicó Caputo en aquel momento.
"La Nación" indicó hoy que antes de ingresar a la función pública, Noctua ofrecía a sus clientes los servicios de Caputo como "un experto dedicado a tiempo completo a administrar los fondos de inversión" de la compañía.
En febrero pasado el diario "Perfil" resaltó que hasta antes de asumir en el gabinete del presidente, Mauricio Macri, Caputo tuvo "un rol central, como accionista y administrador" de fondos que "incluyeron bonos de la deuda argentina en default". Ya en la Secretaría de Finanzas, Caputo estuvo a cargo, en 2016, de la negociación con los llamados "fondos buitre" que reclamaban a Argentina el pago total de aquellos bonos de la deuda.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
asdasdasdasdasd