Menu
Radio en vivo

| Eduardo Castex, La Pampa.

Condenado a prisión efectiva por encubrimiento de delito en Santa Rosa

El juez de control, Nicolás Casagrande Lorences, condenó hoy a Marcos Eduardo Loyola a seis meses de prisión, como autor del delito de encubrimiento por adquisición culposa y le unificó esa pena con otra anterior en una pena única de seis meses de cumplimiento efectivo.

El fallo fue dictado a raíz de un acuerdo de juicio abreviado presentado por el fiscal Raúl Martín Míguez Martín, el defensor particular Carlos Pérez Funes y el propio imputado, un cerrajero de 43 años que admitió su responsabilidad penal.

En el legajo quedó probado que el 28 de julio de 2016, Loyola “tenía en su poder una camioneta Ford Ranger, rodado que había adquirido con anterioridad a esa fecha y respecto del cual se habían ejecutado múltiples maniobras delictivas en las cuales el imputado no tuvo participación, consistentes en la supresión ilegal de las numeraciones originales necesarias para la identificación y registro legal de chasis y motor –rebajadas y regrabadas con numeración no original de fábrica– y el ‘planchado’ de las placas patentes a las cuales se les borró el dominio original, regrabándole uno apócrifo”.

“Más allá del reconocimiento realizado por el imputado, al suscribir el acuerdo de juicio abreviado, lo cierto es que las evidencias reunidas permiten concluir –tal como se consignara en ese texto–, que Loyola de mínima actuó de modo imprudente y/o negligente ante las condiciones que rodearon la adquisición del vehículo y que fue objeto de diversas alteraciones que constituyen ilícitos”, señaló Casagrande Lorences en la sentencia.

La causa se tramitó originalmente en la justicia federal, pero el juez federal subrogante, Luis Salas, oportunamente se declaró incompetente y giró el expediente al ámbito provincial. En el abreviado se acordó que la pena por el encubrimiento de seis meses de cumplimiento efectivo se unifique con la que el 17 de agosto del año pasado le impusiera, en otro abreviado, el entonces juez de control Mauricio Piombi. ​

Leer más ...

Alumnos de Catriló concurrieron a un juicio oral en el Centro Judicial de Santa Rosa

Un grupo de alumnos de sexto año del Instituto “Dr. Ernesto López”, de Catriló, concurrió al Centro Judicial de Santa Rosa a presenciar un juicio oral y público, en el marco del programa del Superior Tribunal de Justicia que promueve la concurrencia de alumnos secundarios a ellos como una forma de acercamiento real de la Justicia a la ciudadanía.

Los jóvenes observaron una audiencia del proceso que se le sigue a un policía por el homicidio de un cazador, en un camino vecinal entre Lonquimay y La Gloria. El hecho despertó interés en ellos fundamentalmente porque ocurrió muy cerca de donde viven.

La iniciativa del STJ se está desarrollando por tercer año consecutivo en las tres circunscripciones judiciales donde se efectúan juicios orales (Santa Rosa, General Pico y General Acha), y últimamente se agregó una nueva alternativa: que jueces, fiscales y defensores oficiales concurran a colegios del interior a exhibir el video de un debate –editado en 25 minutos– y, a partir de ese disparador, explicar cómo se organiza y funciona el sistema judicial. Esta última idea es una forma más que tiene el Poder Judicial de estar en contacto directo con la comunidad pampeana y, a su vez, les permite a esos establecimientos evitarse los costos altos de los traslados.

Los alumnos del Instituto Catriló que asistieron fueron Bárbara García, Nicolás Pérez Funes, Benjamín Aguilar, Brenda Valdivieso, Macarena Díaz, Candela Loza, Tomás Barbosa, Melanie Jaime y Bautista Cestac Cufré, quienes estuvieron acompañados por los docentes Silvana Carnicero y Diego Hernández.

Leer más ...

Robó una moto en Santa Rosa y en 15 días lo condenaron a prisión efectiva

La jueza de audiencia de Santa Rosa, Alejandra Flavia Ongaro, condenó a Alexander Rojas, como autor del delito de hurto simple en grado de tentativa a dos meses de prisión, y le unificó esa pena con otra anterior en una pena única de tres años de cumplimiento efectivo. La causa se resolvió en apenas dos semanas.

La resolución de Ongaro fue consecuencia de un acuerdo de juicio abreviado rubricado entre el fiscal Facundo Bon Dergham, el defensor oficial Pablo De Biasi y el imputado, un albañil de 21 años que aceptó su culpabilidad.

Ongaro dio por demostrado que el 1 de noviembre, a las 22.50, sin ejercer fuerza, Rojas sustrajo una moto Honda, modelo XR 150L, que estaba estacionada “en el interior de un pequeño recinto sin aberturas y en construcción, ubicado en el patio trasero” de un domicilio de la calle Donatti al 2400. El acusado no logró su cometido porque fue sorprendido por el dueño del inmueble, quien junto a su hijo y “luego de un forcejeo, lograron reducirlo, dándole aviso a la policía”. Ese predio está cercado en todo su perímetro y, al momento del hecho, el portón de ingreso de los vehículos se hallaba abierto.

Por el intento de hurto, Rojas fue condenado a dos meses de cumplimiento efectivo, pero a su vez en el abreviado se convino que esa sanción sea unificada con la que le diera el juez de control, Nicolás Casagrande Lorences, el 29 de septiembre pasado, en una pena única de tres años de cumplimiento efectivo.

En esa oportunidad, Casagrande Lorences, en otro abreviado, había condenado al acusado a dos meses de prisión en suspenso por hurto simple y le había unificado la condena con otra anterior en tres años de prisión en suspenso. Ahora esa condicionalidad se le revocó.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
asdasdasdasdasd