Menu
Radio en vivo

| Eduardo Castex, La Pampa.

Condenado a prisión por abusar de dos hijas de su pareja

El juez de audiencia de Santa Rosa, Carlos Alberto Besi, condenó hoy a un padrastro de 26 años a la pena de seis años de prisión por ser autor del delito de abuso sexual de una menor de 13 años, con sometimiento gravemente ultrajante para las víctimas, por su duración y circunstancias de realización, en dos hechos independiente entre sí, mediante el uso de amenazas como delito continuado, y le unificó la sanción con otra anterior en una pena única de ocho años de prisión de cumplimiento efectivo. Las víctimas fueron dos hijas de su pareja. Además, atento a que la fiscalía y la defensa adelantaron sus renuncias a la interposición de recursos, Besi ordenó la detención inmediata del acusado.

Los hechos ocurrieron en la vivienda familiar donde convivían. A una de las niñas le trasmitió una infección de origen sexual y a la otra le propinó golpes, advirtiéndole que no contara nada porque si no iba a “cortarle la garganta”, según puede leerse en la sentencia.

El delito fue valorado en el marco de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, la ley 26.485 de Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y la ley 26.061 de Protección Integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

La causa se resolvió por la vía de un acuerdo de juicio abreviado alcanzado entre el fiscal Marcos Sacco, el defensor particular Luciano Di Nápoli y el imputado, un empleado con antecedentes penales.

Besi señaló en el fallo que los hechos “no solo han quedado acreditados por la prueba documental” incorporada al legajo, sino también “por el reconocimiento del propio imputado, lográndose así una clara correspondencia entre lo acontecido, los hechos atribuidos y la calificación jurídica que las partes le dieron”.

“Las denuncias oportunamente realizadas son absolutamente contestes con las narraciones de las menores, que sobre los hechos padecidos hicieron a su progenitora y a las profesionales que intervinieron en cada uno de los actos judiciales durante la investigación fiscal; siendo concreto y preciso el resultado del examen médico practicado a ellas”, acotó el magistrado.

“Debe destacarse que las profesionales que asistieron y contuvieron psicológicamente a las víctimas, fueron coincidentes en destacar la ausencia de fabulación en sus dichos, como así también en cuanto a la posibilidad de que hayan sido inducidas por terceros en la descripción fáctica relatada”, subrayó el juez.

El padrastro ya tenía otra condena anterior. El 26 de agosto de 2014, la jueza de control, María Florencia Maza, en otro abreviado, le había impuesto una pena única de tres años en suspenso como autor del delito. En realidad le habían dado dos años de ejecución condicional por amenazas con armas, en concurso real con abuso de arma y portación de arma de uso civil sin la debida autorización legal; encubrimiento por receptación dolosa en dos oportunidades; y amenazas simples, en concurso real con adulteración de la numeración de un objeto registrado y la magistrada se lo había unificado en tres años en suspenso por otra condena de la antigua Cámara en lo Criminal 1 del 19 de octubre de 2012.

Una vez que el fallo quede firme se lo informará a la Procuración General de la Provincia, a los fines de dar cumplimiento con lo dispuesto en la ley 2547 sobre el Registro de condenados por delitos contra la integridad sexual.

Leer más ...

Santa Rosa: Tuvieron relaciones sexuales, se quiso ir sin pagar y después la agredió; ahora lo condenaron

El juez de control de Santa Rosa, Gabriel Lauce Tedín, condenó hoy a C.J.M. a tres años de prisión en suspenso, como autor del delito de lesiones graves agravadas por mediar violencia de género y valorado en el marco de la ley 26.485 de Protección integral para prevenir, sancionar y errradicar la violencia contra las mujeres.

El magistrado, con las pruebas reunidas por la fiscalía, dio por probado que el 18 de septiembre del año pasado,  el imputado –un obrero de la construcción de 32 años– se presentó en la casa de una mujer de 30 años, que estaba acompañada por otra de 26, donde “acordaron tener relaciones sexuales” a cambio de un pago de mil pesos. Cuando el acusado “intentó retirarse del lugar sin abonar el monto acordado”, la mujer quiso “frenarlo con un hierro, hasta que en un momento dado aquel le sacó el hierro y comenzó a golpearla por todo el cuerpo”. La víctima “cayó al suelo, mientras el imputado continuó golpeándola”, según dice el fallo.

El conflicto penal se resolvió por la vía alternativa de un juicio abreviado, convenido entre el fiscal  Andrés Torino, el defensor oficial Martín García Ongaro y el victimario, quien admitió la autoría del hecho. Las partes también convinieron que el acusado debe cumplir las siguientes pautas de conducta durante tres años: fijar residencia, someterse al contralor del Ente de Políticas Socializadoras, abstenerse de relacionarse en modo alguno con la víctima y realizar un tratamiento psicológico.

La mujer, al ser citada a una audiencia para informarle sobre el acuerdo, no compareció; pero el Ministerio Público Fiscal la anotició de esa novedad y ella brindó su consentimiento. De acuerdo a las constancias médicas, sufrió una fractura y heridas cortantes en el antebrazo izquierdo, un hematoma en la región occipital y escoriaciones en el brazo derecho.

“Más allá del reconocimiento realizado por el imputado, al suscribir el acuerdo de juicio abreviado, considero que el hecho quedó debidamente acreditado en virtud del relato pormenorizado brindado por la víctima y la testigo (la otra mujer), quienes fueron contestes en cuanto a las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que sucedió la agresión; descripción incluso que coincidió con la entidad y ubicación de las diferentes heridas que padeció, tal como se desprendió de los diversos informes médicos agregados al legajo”, señaló Tedín en la sentencia.

Leer más ...

Apuñaló a un joven en Castex y lo condenaron a un año de prisión condicional

A través del procedimiento de juicio abreviado, el juez de control santarroseño, Gabriel Lauce Tedín, condenó hoy a Jonathan Darío Villanueva, a un año de prisión de ejecución condicional, por haber cometido el delito de lesiones graves, y le fijó reglas de conducta por un plazo de dos años (fijar residencia, someterse al control del Ente de Políticas Socializadoras y abstenerse de relacionarse con la víctima).

El hecho imputado ocurrió el pasado 4 de marzo, a la madrugada, en el frente de una vivienda en Eduardo Castex. Villanueva “le asestó una puñalada en el abdomen” a un joven de 20 años, provocándole “una herida en el flanco izquierdo, que suturas en el estómago y el intestino delgado”, indicó la sentencia.

Esas lesiones no pusieron en peligro la vida del agredido y curaron en un lapso mayor a un mes calendario, inhabilitándolo por igual tiempo para realizar sus tareas habituales. Previamente ambos habían participado de una pelea.

El abreviado fue pactado entre la fiscala María Cecilia Martini, el defensor oficial Juan José Hermúa y el acusado, un alambrador de 23 años.

Durante la investigación se tuvo en cuenta, como elementos probatorios, el secuestro de dos cuchillos, fotografías, el relato de la víctima, certificados médicos y tres declaraciones testimoniales. Tedín expresó en el fallo que “el imputado agredió físicamente de manera intencional y voluntaria” a la víctima, “modificando su estructura morfológica y causándole una lesión que, conforme al informe forense, lo inhabilitó para ejercer sus tareas habituales por un lapso superior al mes calendario”.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
asdasdasdasdasd