Menu
Radio en vivo

| Eduardo Castex, La Pampa.

Dos condenas de “prisión en suspenso” por violencia de género

El juez de control santarroseño, Nicolás Casagrande Lorences, condenó a Gerardo Ariel Calvo, como autor penalmente responsable de los delitos de amenazas simples en tres oportunidades en concurso rea, en el marco de la ley 26.485 de Protección Integral contra la Mujer, a la pena de seis meses de prisión en suspenso. Además le fijó reglas de conducta por dos años, bajo apercibimiento de revocarle la condicionalidad de la sanción impuesta, figurando entre ellas la prohibición de relacionarse de modo alguno con la víctima, su ex pareja y madre de un hijo suyo.

El conflicto penal se resolvió a través de la solución alternativa de juicio abreviado, que presentaron en forma conjunta el fiscal Andrés Torino, el defensor oficial Martín García Ongaro y el imputado, de 32 años. La damnificada también dio su consentimiento, dijo que no deseaba que se viera afectado el vínculo padre-hijo y solo pidió que no la moleste más.

En la causa se acreditó que el 11 de septiembre pasado, Calvo le envío a su ex pareja un whatsapp manifestándole "mirá para atrás porque si te agarro otra vez te plancho a vos, sabelo yo ya te avise y no te rías".

A los tres meses, el 14 de diciembre, le mandó otros mensajes de whatsapp, diciéndole entre otras cosas, "si te encuentro arriba de la camioneta se te arma" y "te bajo los dientes... una más sabé". Ante ello, la mujer bloqueó dicha aplicación y el acusado le envió mensajes de texto expresándole "ok, pero si es verdad te pateo la cabeza, así que más vale que no sea cierto porque ese gil va a hablar".

 Al día siguiente, Calvo volvió a escribirle: "Vos te crees que tengo miedo de ir preso... bueno, te lo voy a demostrar entonces, acordarte lo que va a pasar" y "vos jugaste con fuego, todo se paga con fuego y sangre yo voy preso pero vos.. bajo tierra".

 A su vez, el 22 de diciembre Calvo le mandó a la víctima otros cuatro mensajes de voz y uno de texto con insultos descalificativos y amenazantes ("no te olvides que te estoy vigilando... ya te voy a encontrar". Los tres hechos últimos ocurrieron mientras existía una restricción de acercamiento y contacto judicial que le había sido impuesta al imputado el 27 de octubre.

SEGUNDA CONDENA

Por su parte, el  juez de control, Gabriel Lauce Tedín, condenó a Lorenzo Germán Flores, como autor del delito de lesiones leves calificadas por la relación de pareja preexistente y amenazas simples en concurso real, valorado en el marco de la ley 26485 de Protección Integral contra las Mujeres, a la pena de seis meses de prisión de ejecución condicional.

La resolución de Tedín fue consecuencia de un acuerdo de juicio abreviado presentado por el fiscal Marcos Hernán Sacco, la defensora oficial Silvina Blanco Gómez y el imputado, un cartonero de 46 años, sin instrucción. A su vez se le fijaron reglas de conducta por dos años (fijar residencia, someterse al cuidado del Ente de Políticas Socializadoras y abstenerse de relacionarse de modo alguno con la víctima). Esa última también dio su aprobación al acuerdo.

¿Cuál fue el hecho? El 14 de agosto del año pasado, Flores "tomó del hombro derecho a su expareja, cuando ésta se bajaba del micro, circunstancia en que se produjo un forcejeo entre ambos, en el cual la mujer resultó lesionada. Minutos más tarde, personal policial acudió al lugar a raíz de un llamado realizado por un vecino, aprehendiendo al imputado, quien le gritó a su ex pareja 'si yo salgo de acá, te cago a trompadas'".

Leer más ...

Condena de prisión en suspenso por violencia de género

El juez de control, Nicolás Casagrande Lorences, condenó hoy a Lucas Ángel Orlando Di Caro, como autor penalmente responsable de los delitos de lesiones leves calificadas por la relación de pareja preexistente, y amenazas Simples, concursando ambos en forma real, a seis meses de prisión en suspenso, valorados en el marco de la ley 26.485 de Protección Integral de la Mujer.

El fallo fue dictado a partir de la presentación de un juicio abreviado firmado por el fiscal Marcos Sacco, la defensora oficial Mariel Annecchini y el propio imputado, un empleado de 22 años que admitió ser el autor de los hechos.

Con las pruebas reunidas durante la investigación fiscal preparatoria, el magistrado dio por probado que el 20 de noviembre pasado, a la noche, en momentos en que Di Caro se encontraba en la vivienda de su expareja, se generó una discusión entre ellos y el acusado comenzó a darle golpes de puño “en todo el cuerpo” a la víctima, provocando que se cayera y pegara la cabeza contra el piso.

Seguidamente,  la mujer pudo salir de la casa y solicitó ayuda a personal policial que realizaba una recorrida por la zona, que procedió a aprehender a Di Caro. Este regreso luego de unos instantes al lugar del hecho. Además le envió un mensaje vía whatsapp a su expareja, diciéndole que iba a prenderle fuego y que sería el último día de su vida.

La víctima, al ser notificada del abreviado, dio su consentimiento, aunque solicitó que se le imponga a su agresor una medida de restricción para que no siga incurriendo “en actos de molestias o perturbación”.

Para llegar a la condena, se tuvieron en cuenta la denuncia de la damnificada, una fotografía del mensaje amenazante e informes de Sanidad Policial, del médico forense y de la Oficina de Atención a la Victima y el Testigo.

“Más allá del reconocimiento realizado por el imputado, al suscribir el acuerdo de juicio abreviado, lo cierto es que las evidencias reunidas permiten concluir que Di Caro golpeó y causó lesiones a la víctima –según constancias de Sanidad Policial y el médico forense–, que requirieron un tiempo de curación menor a los 30 días, y que además luego de ello realizó amenazas, lo que se pudo determinarse a través de la captura de pantalla del mensaje enviado telefónicamente”, indicó Casagrande Lorences en la sentencia.

Al imputado se le fijaron las siguientes reglas de conducta por el término de dos años, bajo apercibimiento de revocarle la condicionalidad de la pena: fijar residencia, someterse al control de la Unidad de Abordaje, Supervisión y Orientación de personas en conflicto con la ley penal –deberá concurrir allí del 1 al 10 de cada mes–, y abstenerse de ejercer todo acto de perturbación o intimidación que, directa o indirectamente, afecte a la víctima.

Leer más ...

Condenado a prisión efectiva por un robo en comercio de Santa Rosa

El juez de control, Nicolás Casagrande Lorences, condenó a Marcos Antonio Sebastián Chávez a la pena de dos meses de prisión de cumplimiento efectivo, como autor penalmente responsable del delito de robo simple, y lo declaró reincidente “en virtud de los antecedentes penales resultantes del informe de reincidencia”.

En el expediente se probó que el 26 de noviembre pasado, a las seis de la mañana, el imputado sustrajo un televisor Smart de 32 pulgas, después de dañar el vidrio del frente de un local de la calle Lisandro de la Torre, en Santa Rosa.

El conflicto se resolvió a través de la alternativa de juicio abreviado. Este fue acordado entre el fiscal Facundo Bon Dergham, la defensora oficial Paula Arrigone y el acusado, un vendedor ambulante de 41 años que permanece detenido en la alcaidía local y que reconoció la autoría del hecho. El damnificado también manifestó su conformidad, tras ser informado por el Ministerio Público Fiscal.

Entre las pruebas tenidas en cuenta figura la declaración testimonial de la víctima, croquis, fotografías, capturas de pantalla, informes técnicos y el registro fílmico de una cámara de seguridad.

Al margen del reconocimiento efectuado por Chávez, el juez consideró que “los hechos  se encuentran debidamente  acreditados, toda vez que las fotografías dieron cuenta de la rotura del vidrio causada para ingresar al comercio a los fines de sustraer los elementos de propiedad del denunciante, y ello se compadece con el informe técnico labrado en relación al daño producido. Mientras que las filmaciones de las cámaras de vigilancia del comercio captaron al imputado llevando a cabo el ilícito”.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
asdasdasdasdasd