Menu
Radio en vivo

| Eduardo Castex, La Pampa.

Robó una moto en Santa Rosa y en 15 días lo condenaron a prisión efectiva

La jueza de audiencia de Santa Rosa, Alejandra Flavia Ongaro, condenó a Alexander Rojas, como autor del delito de hurto simple en grado de tentativa a dos meses de prisión, y le unificó esa pena con otra anterior en una pena única de tres años de cumplimiento efectivo. La causa se resolvió en apenas dos semanas.

La resolución de Ongaro fue consecuencia de un acuerdo de juicio abreviado rubricado entre el fiscal Facundo Bon Dergham, el defensor oficial Pablo De Biasi y el imputado, un albañil de 21 años que aceptó su culpabilidad.

Ongaro dio por demostrado que el 1 de noviembre, a las 22.50, sin ejercer fuerza, Rojas sustrajo una moto Honda, modelo XR 150L, que estaba estacionada “en el interior de un pequeño recinto sin aberturas y en construcción, ubicado en el patio trasero” de un domicilio de la calle Donatti al 2400. El acusado no logró su cometido porque fue sorprendido por el dueño del inmueble, quien junto a su hijo y “luego de un forcejeo, lograron reducirlo, dándole aviso a la policía”. Ese predio está cercado en todo su perímetro y, al momento del hecho, el portón de ingreso de los vehículos se hallaba abierto.

Por el intento de hurto, Rojas fue condenado a dos meses de cumplimiento efectivo, pero a su vez en el abreviado se convino que esa sanción sea unificada con la que le diera el juez de control, Nicolás Casagrande Lorences, el 29 de septiembre pasado, en una pena única de tres años de cumplimiento efectivo.

En esa oportunidad, Casagrande Lorences, en otro abreviado, había condenado al acusado a dos meses de prisión en suspenso por hurto simple y le había unificado la condena con otra anterior en tres años de prisión en suspenso. Ahora esa condicionalidad se le revocó.

Leer más ...

Declaran autoría de un menor de edad por robo en Santa Rosa

El juez de control, Nicolás Casagrande Lorences, declaró la autoría material y la responsabilidad penal de un menor que, al momento del hecho tenía 17 años, en orden al delito de robo simple y remitió una copia de la sentencia al Juzgado de la Familia y del Menor de la Primera Circunscripción Judicial.

El magistrado dictó el fallo luego de que se declarara admisible el acuerdo de juicio abreviado presentado, en forma conjunta, por la fiscala Leticia Andrea Pordomingo, el defensor particular Carlos Pérez Funes, la Asesoría de Menores y el imputado, quien aceptó su culpabilidad.

En el expediente se probó que el 18 de agosto de este año, a la noche, el menor rompió el portón de entrada de una casa ubicada en la calle Floricel Pérez, de Santa Rosa, y sustrajo “un reproductor de dvd con cable de alimentación y puerto USB, un auricular, un gorro de lana y una bolsa ecológica de tela”.

Entre las pruebas más importantes figuran el reconocimiento de un testigo que identificó al joven como quien había entrado a ese domicilio y el acta de secuestro de los objetos robados, que fueron hallados en la casa del acusado.

Leer más ...

Santarroseño condenado por robo con un arma de utilería

La jueza de control, María Florencia Maza, condenó a Maximiliano Rigol Ferreiro a tres años en suspenso por resultar autor material y penalmente responsable del delito de robo calificado por el uso de arma de utilería (artículo 166 inciso 2° y tercer párrafo ‘in fine’ del Código Penal), por un hecho ocurrido el pasado 6 de octubre.

Debido a que la pena no es de cumplimiento efectivo, la magistrada le impuso las siguientes pautas de conducta por dos años, bajo apercibimiento de revocarle la condicionalidad: fijar domicilio, del que no podrá ausentarse sin autorización judicial; someterse al cuidado de la Unidad de Abordaje, Supervisión y Orientación de personas en conflicto con la ley penal; y realizar un tratamiento médico psicoterapéutico, ya sea en el ámbito público o privado, orientado a la rehabilitación de adicciones.

La causa se resolvió a partir de un acuerdo de juicio abreviado presentado por el fiscal Carlos Ordas, el defensor oficial Juan José Hermúa y el imputado, un mecánico de 23 años que admitió su culpabilidad.

La víctima, al ser debidamente citada para informarle del acuerdo, no compareció. Por ello, Maza señaló en el fallo que “la imposibilidad de contactarse con el damnificado, en este caso por su propia incomparecencia, no puede impedir o dilatar el trámite del proceso, por lo que entiendo que corresponde igualmente proceder al dictado de la sentencia en los términos acordados”.

Así dio por acreditado que el 6 de octubre pasado, a las 22, Rigol Ferreiro ingresó a un multirrubro de la calle Allan Kardec, en Santa Rosa, y luego de “amenazar con un arma presumiblemente de fuego –que luego resultó ser de aire comprimido, símil réplica de un revólver Magnum 357–,a las empleados y al propietario, se apoderó ilegítimamente de 1.000 pesos, dándose luego a la fuga en un moto roja y blanca”.

Entre las pruebas que Maza tuvo en consideran figuran filmaciones, las declaraciones de las víctimas, el acta de secuestro del casco y la moto que se encontraban en poder del imputado, el acta de secuestro de un buzo negro y una mochila con elementos en su interior, entre los que se encontraba un revolver de aire comprimido y balines, etc.

La jueza, más allá de la confesión del mecánico, indicó que el delito quedó probado ya que cuando Rigol fue demorado a los tres días, tenía en su poder “la misma moto con la que fue visto al darse a la fuga y vestía el mismo buzo, casco y mochila que utilizó en el momento de los acontecimientos  investigados”. Y agregó que ello “surgió claramente de las fotografías incorporadas al legajo” y que “muestran las similitudes entre los elementos secuestrados en poder de Rigol y los utilizados por la persona que ingresara al comercio tres días antes”.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
asdasdasdasdasd