Santa Rosa: Robó herramientas en tres vehículos y fue condenado a prisión efectiva

A través del procedimiento de juicio abreviado, el juez de control santarroseño, Néstor Daniel Ralli, condenó a Ariel Alberto Fredes a seis meses de prisión de cumplimiento efectivo, manteniendo su condición de reincidente, por ser autor del delito de hurto simple en tres oportunidades.

El abreviado fue convenido entre el fiscal Facundo Emanuel Bon Dergham, el defensor oficial Juan José Hermúa y el propio imputado, un herrero y pintor de obra de 37 años que admitió su responsabilidad penal. Los damnificados, al ser informados del acuerdo por el Ministerio Público Fiscal, también manifestar su conformidad a esta salida alternativa.

En uno de los legajos se dio por probado que el 10 de septiembre del año pasado, a la tarde, Fredes “sustrajo, sin fuerza, una caja de herramientas” de un Renault 9 que estaba en la playa de  estacionamiento de un supermercado. Allí había “destornilladores, un alicate, cuatro pinzas, mechas, puntas para taladro, tijeras, llaves de boca y estriadas, un taladro, limas y una remachadora”. Aquí el juez consideró como elementos probatorios, entre otros, una declaración testimonial, registros fílmicos y el acta de allanamiento a la casa del acusado.

En otro se acreditó que días después, el 28 de septiembre, también sustrajo de otro Renault 9 que estaba estacionado en la calle Catamarca, en Santa Rosa,  un taladro, una amoladora, una pinza, un juego de llaves y una lima. A los pocos instantes, un policía que estaba patrullando la zona vio a un hombre de características similares al que, por vía radial, le habían informado que estaba siendo buscado, y cuando lo demoró para identificarlo, no supo explicar cuál era la procedencia de las herramientas que llevaba en la mochila.

En la tercera causa quedó demostrado que a los cuatro días, el 2 de octubre a la tarde, Fredes repitió esa conducta con otro R-9 que se hallaba sobre la calle Leguizamón,  y se llevó de él un maletín que contenía tres tarjetas de crédito, un documento de identidad, una cédula verde y otra azul, una campera y 1.400 pesos. Un informe de la Agencia de Investigación Científica concluyó que había rastros en el vehículo que pertenecían al imputado.

De acuerdo a los informes del Registro Nacional de Reincidencia, Fredes registraba antecedentes penales computables. La última condena fue una pena unificada de ocho años de prisión (por dos tentativas de hurto, en otro abreviado), que le había sido dictada el 1 de noviembre de 2017.

Cabe recordar que en los abreviados, los jueces –en base al artículo 382 del Código Procesal Penal de La Pampa– tienen impedido aplicar penas superiores o más graves a las requeridas por el Ministerio Público Fiscal.

Comentarios

Comentarios