Agredió brutalmente a un joven pampeano en Monte Hermoso y fue condenado a cuatro años de prisión

Un joven acusado de golpear a un adolescente pampeano durante un incidente ocurrido a principios de 2018 en Monte Hermoso y provocarle lesiones que le dejaron secuelas permanentes, fue condenado a 4 años de prisión. Guido Gastón García fue hallado culpable de las lesiones graves sufridas por Emanuel Orta Díaz (foto).

El 9 de febrero de 2018 cambió por completo la vida del joven piquense Eduardo Emanuel Orta Díaz. Nada volvió a ser igual desde ese día. El chico, que por entonces tenía 17 años, intentó defender a un amigo tras un pequeño incidente ocurrido dentro de un boliche de Monte Hermoso y los golpes que recibió en la cabeza le provocaron heridas que lo condicionarán el resto de sus días.





Los médicos que lo asistieron (estuvo internado 4 meses y fue intervenido en 8 ocasiones) debieron colocarle un conducto permanente en su cráneo para drenar el líquido cefalorraquídeo, publicó el sitio La Nueva de Bahía Blanca.

Esta situación provoca que Emanuel no pueda seguir practicando kickboxing, no está en condiciones de andar en su moto y debe cumplir horario reducido en la escuela, entre otras complicaciones.

Por el caso, el Tribunal en lo Criminal Nº 3 condenó en las últimas horas a 4 años de prisión a Guido Gastón García, quien es oriundo de Coronel Dorrego y fue hallado culpable del delito de lesiones gravísimas.

El juez Eugenio Casas consideró probado que el día del hecho, poco después de las 6, en la peatonal Dorrego, entre las avenidas Costanera y Argentina, la víctima recibió al menos tres golpes de puño en la cabeza, el primero de ellos cuando se encontraba de espalda al acusado y los restantes luego de haber caído al piso.

Producto de la agresión, Emanuel sufrió un traumatismo craneoencefálico con hemorragia intracraneal subaracnoidea e hidrocefalia.

La pena impuesta a García, quien se encuentra detenido en la cárcel de Saavedra, fue la misma que pidió el fiscal Sebastián Foglia durante los alegatos del debate oral.

LOS HECHOS

Orta Díaz explicó que el incidente se originó en el interior del boliche Margarita, cuando uno de sus amigos empujó sin querer a una chica. Dijo que cuando iban caminado hacia la playa un grupo de jóvenes los alcanzó y le quisieron pegar al chico, por lo quiso frenar la agresión.

Describió que en esas circunstancias le pegaron estando de espaldas y fue “como si lo hubiesen noqueado”, cayendo al piso y recibiendo más golpes.

Explicó que tras lo ocurrido sufría vómitos y terribles dolores de cabeza, sin poder mantenerse en pie.

Declaró “que estuvo un mes y varios días en terapia intensiva; luego lo pasaron a sala y tuvieron que hacerle 7 operaciones en quirófano para derivar el líquido del derrame y la octava en que le pusieron una válvula en la cabeza de por vida”.

Sus amigos también manifestaron durante el juicio lo ocurrido y alguno de ellos identificó a García como el responsable del ataque.

EL DESCARGO

García admitió ser una de las personas que aparecían en las filmaciones de las cámaras de seguridad. Dijo «que había consumido marihuana y tomado mucho alcohol con su primo, que luego fueron hasta el boliche y siguieron tomando. Que ahí conoció a dos chicos que jugaban al rugby. Que luego los vio discutir con el grupo de Emanuel, que ahí, cuando lo empujaron, él pensó que le quería hacer algo al declarante, entonces se dio vuelta y le pegó, pero que nunca quiso dejarlo así».

Declaró que «en los meses siguientes siguió consumiendo, estaba muy mal, y por eso se internó en el Remar, un centro cristiano, para poder dejar las drogas y recuperar a su familia y sus hijos».

Además de negarle haberle pegado en el suelo, sostuvo que «se metió porque había conocido a estos chicos que eran dos, y los amigos de Emanuel eran más». (Fuente y fotografías: La Nueva de Bahía Blanca)

Comentarios

Comentarios

Telebingo_15mayo_lateral