Balsa transitará los últimos meses con «libre disponibilidad» de Regalías petroleras

Los bloques del PJ y el FC presentaron en la última sesión ordinaria del Concejo Deliberante, un proyecto de ordenanza para que durante el ejercicio 2019 el Departamento Ejecutivo Municipal (DEM) tenga «libre disponibilidad» de los fondos económicos provenientes de las Regalías Hidrocarburíferas. La medida impulsada por el actual oficialismo será retroactiva «al 1 de enero de 2019 y a los saldos disponibles al 31 de diciembre de 2018».

En los últimos meses de gestión, el intendente Darío Balsa podría disponer de «libre disponibilidad» de los ingresos provenientes de las regalías petroleras, que en el proyecto de Presupuesto 2019 están estimados en 10,2 millones, y representarían una reducción del 10 por ciento con respecto al año anterior. 
La mayoría del PJ y el FC aprobaría esta ordenanza, pero seguramente habrá oposición del Frepam que siempre bregó para que los ingresos de las regalías petroleras se destinen el 30 por ciento para gastos corrientes y el 70 por ciento para erogaciones de capital.
El mandatario municipal, en el proyecto de Presupuesto 2019, ya anticipó que los ingresos provenientes de la Ley de Hidrocarburos se destinarán para la recuperación y realización de badenes, cordón cuneta y entoscado. Pretende lograr «la mejor circulación en varias zonas principalmente en los días de grandes precipitaciones y tener preparada la base de las calles para futuras obras de pavimentación».
También, se destinarán aportes económicos para el mantenimiento del basural y de los canales y alcantarillas en las zonas afectadas, las cuales «son de suma importancia que estén en condiciones principalmente para que garanticen el escurrimiento de las aguas».
Y finalmente contempla obras de mantenimiento en edificios municipales y el mejoramiento del Parque Automotor para «mantener las maquinarias en las mejores condiciones».

Cuenta de inversión

El Ejecutivo municipal presentó al cuerpo legislativo la Cuenta de Inversión 2018, donde detalló que tuvo un superávit de 6.420.743 pesos, que surgen de los $215.258.776 de ingresos y $209.302.370 de egresos. El superávit surgió de la diferencia «entre lo presupuestado y lo real» en los Aportes No Reintegrable, que serán destinados para programas que se ejecutarán este año. Ahora comenzará el análisis interno en el Concejo para determinar la aprobación o rechazo de la documentación remitida desde el edificio de la calle Padre Durando.
En la memoria descriptiva se detalla que los ingresos municipales representaron el 20,84 por ciento, mientras que las retenciones de Ingresos Brutos y otros conceptos recaudados para Rentas tuvieron una incidencia del 13,72 por ciento y el financiamiento del orden provincial/nacional alcanzó el 65,44 por ciento.
Y entre las erogaciones, indicaron que de los $ 209.302.370, el 93 por ciento correspondió a gastos corrientes y el 6,67 por ciento a gastos extraordinarios.

 

Comentarios

Comentarios