Copa América 2019: Argentina tiene equipo confirmado para enfrentar a Colombia

Lionel Scaloni se inclinó por un 4-4-2. Que se convierte en 4-3-3, dependiendo de las circunstancias de partido. Ángel Di María, Germán Pezzella y Leandro Paredes se colaron entre los titulares.

El entrenador del seleccionado argentino, Lionel Scaloni, ya dio claros indicios de tener la formación para el debut en la Copa América de Brasildel próximo sábado ante Colombia, en Salvador de Bahía, con Ángel Di María, Germán Pezzella y Leandro Paredes entre los titulares.

Scaloni paró en la última práctica un 4-4-2 elástico, que según las circunstancias puede transformarse en un 4-3-3, siendo clave en esa mutación el ingreso de Di María, que justamente no fue de la partida frente a Nicaragua el viernes pasado en San Juan.

Esta idea de Scaloni de definir anticipadamente a los 11 que arrancarán la fase de grupos es valiosa para darle rodaje y aceitar el entendimiento entre sus integrantes en el día a día.

Así, el seleccionado alineó en el trabajo futbolístico del martes un conjunto que bien podrá resonar en los parlantes del estadio Arena Fonte Nova, de solamente tres tribunas, cuando se den a conocer las formaciones iniciales, con Franco Armani; Renzo Saravia, Germán Pezzella, Nicolás Otamendi y Nicolás Tagliafico; Giovani Lo Celso, Guido Rodríguez, Leandro Paredes y Ángel Di María; Lionel Messi y Sergio Agüero.

Fines

De esta manera se registraron tres cambios respecto del mencionado cotejo ante los nicaraguenses, con los ingresos de Pezzella (hoy como ayer volvió a entrenar sin la mascarilla protectora que venía usando desde el 5 de mayo, cuando se fracturó el maxilar jugando por Fiorentina contra Empoli, por la liga italiana) por Juan Foyth, Tagliafico por Marcos Acuña y Di María por Matías Suárez.

El alojamiento, un verdadero trastorno

Un tema que mantiene relativamente incómodos a los jugadores por estas horas es la comodidad que ofrece el Novotel Aeroporto donde se encuentran concentrados, que está a media hora del centro de la ciudad, a 15 minutos del aeropuerto de Salvador y a 20 del lugar de entrenamiento, pero cuenta con un gimnasio muy pequeño y no tiene lugares comunes para que los futbolistas puedan compartir los prolongados momentos libres que tienen durante el día.

La Conmebol decidió que los hospedajes de los distintos seleccionados no cuenten con diferencias entre los más poderosos y los modestos, por lo que el hotel que habita la Argentina no es un «cinco estrellas» sino un «cuatro estrellas de lujo», y aunque haya quejas, como esto fue convenido de antemano y las autoridades argentinas lo sabían, no habrá modificaciones al respecto, así que a los capitaneados por Messi no les queda otra que entrenar, descansar, jugar y, si es posible, ganar. Lo demás ya no cuenta.

Comentarios

Comentarios