El inicio de la Copa América, marcado por una inauguración austera y protestas sociales

Antes de que la pelota empiece a rodar, bosques con las banderas de Sudamérica, Japón y Qatar (los dos países invitados al torneo), mensajes de los niños de cada país participante y un recorrido por las tradiciones del continente protagonizaron la austera ceremonia inaugural, en la que la colombiana Carol G y el brasileño Léo Santana entonaron «Vibra Continente», canción emblema de esta competencia.

La ceremonia de apertura fue un homenaje a las culturas indígenas del continente, y tuvo unas 400 personas en escena, la mayoría de ellas niños. El acto, que duró uno 15 minutos, estuvo a cargo de Edson Edermann y contó con un importante despliegue de fuegos artificiales.





La jornada inaugural coincidió con paros sectoriales, bloqueos de carreteras y varios incidentes en protestas en Rio de Janeiro y San Pablo.

Según un balance de las centrales sindicales, 45 millones de trabajadores adhirieron a la huelga en 300 ciudades de casi todos los estados para protestar por la reforma de las pensiones que proyecta el gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro, presente en el estadio.

No es de extrañar que en este ambiente enrarecido que vive el país la organización sólo haya vendido el 65% de las entradas, según reconoció el miércoles, y que sólo la mitad de los brasileños vea a su selección favorita al título, según un sondeo y el 70% dijeron estar «poco» o «nada» interesados en el torneo.

La Copa América 2019 se disputará hasta el 7 de julio por diez selecciones de la región y los invitados Japón y Qatar, en cinco ciudades: Rio, San Pablo, Porto Alegre, Salvador y Belo Horizonte.

El torneo será transmitido por televisión a más de 178 países y 1.500 medios de los cinco continentes están acreditados para narrar el mayor acontecimiento del fútbol sudamericano, que pretende mostrar que la región sigue siendo la gran cantera del mundo, pese a que en los últimos años ha perdido peso, tanto en selecciones como en clubes, con respecto a Europa.

«Volveremos a liderar el fútbol mundial», lanzó el jueves el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Alejandro Domínguez, quien anunció además que Australia y otra vez Catar, anfitrión del próximo Mundial en 2022, serán los equipos invitados a la edición de la Copa América-2020, que organizarán conjuntamente Argentina y Colombia.

Comentarios

Comentarios

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.