Estafaron a tres jubiladas en Santa Rosa y les sacaron más de medio millón de pesos

Una banda de estafadores se encuentra operando en la zona céntrica de la ciudad de Santa Rosa, y durante esta semana se alzó con por lo menos 800.000 pesos en efectivo. Según las fuentes consultadas entre el lunes y ayer embaucaron a tres vecinas mayores de edad, quienes voluntariamente les entregaron sus ahorros.

Desde la Seccional Tercera informaron que el primer ilícito se registró el lunes y tuvo como blanco a una jubilada que reside sola en la calle Centeno al 600. Cerca de las 10 de la mañana la mujer recibió un llamado de un hombre que se hizo pasar por su hijo. La señora le creyó, y el individuo le dijo que un amigo de confianza que trabaja en el banco pasaría por su casa a buscar sus ahorros para cambiarlos, ya que prontamente esos billetes se sacarían de circulación. A los pocos minutos se presentó en su casa y la víctima le entregó aproximadamente 120.000 pesos en efectivo.

La segunda víctima de los estafadores fue una vecina de 92 años que reside sobre la calle Edison, y la modalidad con la que fue engañada fue casi idéntica: el ladrón la llamó, le dijo que era su nieto y que iba a mandar a un amigo que es contador del banco para cambiar el dinero. El individuo se presentó vestido de traje a los pocos minutos (ayer en horas del mediodía) y la señora le entregó unos 700.000 pesos y 400 dólares, según dijeron fuentes ligadas a la causa judicial, publicó el diario La Arena.

El tercer episodio ocurrió casi en simultáneo ( a las 11.45) y tuvo como víctima a una jubilada que reside en cercanías de la intersección de 25 de Mayo y Lisandro de la Torre. Otra vez se utilizó la misma modalidad, y la señora le entregó 10.000 pesos, pero ante el pedido del delincuente de más dinero, la señora se dio cuenta y le habría gritado «chanta», según dijeron desde la Seccional Primera. Ante la acusación el sujeto se dio a la fuga con el botín.

Fines

MODALIDAD

Respecto a la inteligencia realizada por los «cuentistas», una autoridad policial explicó que es «probable que los delincuentes busquen en la guía telefónica nombres de personas que seguramente son mayores. Por ejemplo, encuentran a una tal ‘María Hortensia’ que vive en una calle del centro, después entran a Google y sacan su información… así confeccionan una lista de potenciales víctimas».

«El siguiente paso es llamar y decir inmediatamente que habla el hijo, el sobrino o el nieto», precisó la fuente. «A la respuesta de ‘¿sos vos Miguel?’, por ejemplo, el delincuente responde afirmativamente y ya se prepara para proseguir con su ardid: le dice o que tiene que cambiar el dinero porque están sacando de circulación los billetes, o que tiene que cambiar los dólares, o que tiene que comprarlos porque se está devaluando el peso argentino», agregó.

Comentarios

Comentarios