Santa Rosa: Dos jóvenes condenados a prisión efectiva por robar celular en la vía pública

Santiago Ariel Medina, un desocupado de 21 años, fue condenado a tres meses de prisión de cumplimiento efectivo por ser autor del delito de hurto simple en grado de tentativa, y se le unificó esa sentencia con otra anterior en una pena única de seis meses de prisión efectiva, además de mantenerle la condición de reincidente. 

El fallo fue dictado por la jueza de audiencia santarroseña, Alejandra Flavia Ongaro, tras la realización del juicio oral. La magistrada dio por probado que hace poco más de un mes, el 21 de junio, el acusado le arrebató un celular a una mujer en Maestros Salesianos y Antártida Argentina, en Santa Rosa, sin ejercer fuerza ni violencia. No obstante, fue detenido inmediatamente a pocas cuadras del lugar y se comprobó que tenía el teléfono entre sus ropas.

La fiscala Leticia Andrea Pordomingo había pedido una sanción de siete meses de prisión de cumplimiento efectivo y una pena única de un año y un mes porque no estaba agotada otra pena a seis meses de prisión que le había sido impuesta el 12 de febrero de este año.

Además evaluó como agravante que el hecho fue cometido gozando del beneficio de la libertad condicional y dijo que Medina –un joven instruido, con quinto año del polimodal– tenía antecedentes y condenas previas. También remarcó que el arrebato se produjo en horas de la noche, contra una mujer y en la vía pública. Solo consideró como atenuantes su edad y que estuvo escolarizado.

La defensora oficial, María Silvina Blanco Gómez, en cambio, alegó por su absolución, por el beneficio de la duda, por entender que no se probó que efectivamente tenía el celular en su poder. De manera subsidiaria había solicitado que se le imponga la pena mínima y que la unificación sea en seis meses.

Ongaro, en la parte resolutiva del fallo, le mantuvo la prisión preventiva –bajo el régimen de arresto domiciliario– hasta que aquel quede firme.

Fines

Coautor de robo simple.

Tomás Alejandro Marangel, un empleado rural de 23 años, fue condenado a una pena unificada de cuatro meses de prisión de cumplimiento efectivo por ser coautor del delito de robo simple.

En el legajo quedó probado que el 9 de enero de este año, a las 6.30, Marangel –junto a otro hombre que aún no pudo ser identificado– le sustrajo a una persona un celular en la calle Filiberto, en Santa Rosa. A raíz de esa situación, se produjo un forcejeo entre el agredido y la persona que no fue identificada, quien terminó dándolo un golpe de puño al primero. Luego se fugó en una moto Honda Wave conducida por el imputado.

El conflicto penal se resolvió a través de un acuerdo de juicio abreviado presentado por la fiscala Leticia Andrea Pordomingo, la defensora oficial Silvia Mariel Annecchini y el propio acusado. El fallo lo dictó el juez de control, Carlos Matías Chapalcaz.

Las partes convinieron condenar a Marangel a cuatro meses de prisión efectiva por el robo, revocarle la condicionalidad de otra pena que le había impuesto otro juez de control, Nicolás Casagrande Lorences, el 3 de mayo de 2017 y unificarle ambas en una pena única de cuatro meses de cumplimiento efectivo. En esa ocasión, en otro abreviado, había recibido tres meses de ejecución condicional por robo simple en dos oportunidades.

Comentarios

Comentarios