La Asignación Universal por Hijo tendrá un aumento extra en setiembre y octubre

En la actualidad la AUH es de 2650 pesos. El Gobierno ya había adelantado los cuatro aumentos previstos para este año. Ahora agrega dos pagos más ante la gravedad de la crisis social. La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, dijo que las jubilaciones con el reajuste previsto para septiembre «estarán llegando a superar el aumento de la inflación».

Los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo recibirán dos pagos extra de 1.000 pesos por hijo, uno en septiembre y otro en octubre. El valor de la AUH está hoy en 2650 pesos ; en marzo, el gobierno la había incrementado en un 46 por ciento, adelantando los cuatro aumentos previstos para todo año, lo que muestra que Cambiemos tiene un registro de la gravedad de la crisis social generada por sus políticas. Que se vuelve más honda en los hogares que deben destinar todos sus ingresos a la alimentación.

En el país hay casi 4 millones de chicos y adolescentes que reciben esta asignación, destinada a los hijos menores de 18 años de trabajadores informales, monotributistas sociales y trabajadoras de casas particulares.

En los últimos dos años, la pérdida de ingresos (que entre los trabajadores informales, como lo son la mayoría de las trabajadoras domésticas, fue más alta que entre los que están en blanco), combinada con los aumentos de los productos de la canasta básica y de las tarifas, prácticamente todas las mujeres que cobran una AUH terminaron endeudándose la Anses, que bajo la gestión PRO lanzó una línea préstamos “para reactivar el consumo”, destinados a familias que en los hechos están en la indigencia. Según datos del Centro de Economía Política Argentina, de 2018 a 2019 el número de tomadoras de estos créditos se duplicó y actualmente el 92 por ciento por ciento de las asignaciones tiene un préstamo vinculado. En promedio, las beneficiarias están endeudadas en 4,5 veces lo que cobran.

Fines

“Ninguna de las medidas apunta a solucionar los graves problemas de base que tenemos, como políticas de precios o políticas para generar trabajo genuino. Los anuncios son parches para llegar a octubre sin perder más votos”, dijo Gildo Onorato (de la CTEP) en una de las primeras repercusiones desde los movimientos sociales luego de los anuncios. 

En cuanto a las jubilaciones mínimas, en septiembre les toca el reajuste previsto por la ley de movilidad. La Anses oficializó a principios de agosto que el aumento será del 12,22 por ciento, con lo que el haber mínimo quedará en 12.937 pesos y la Pensión Universal al Adulto Mayor en 10.349 pesos.  

En una conferencia de prensa posterior al mensaje presidencial, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, confirmó que por esto el gobierno no considera necesario subir las jubilaciones. Según la funcionaria, con el reajuste por movilidad en septiembre, el haber mínimo «estaba llegando a superar el aumento de la inflación». 

Comentarios

Comentarios