Trabajador rural condenado por lesiones privación ilegal de la libertad de su pareja

El juez de control santarroseño, Néstor Daniel Ralli, condenó a Juan Carlos Pintos a ocho meses de prisión en suspenso, como autor de los delitos de lesiones leves calificadas por la relación de pareja mediando convivencia, y privación ilegítima de la libertad en concurso real.

La sentencia fue dictada en el marco de un acuerdo de juicio abreviado convenido entre el fiscal Cristian Casais, el defensor oficial Juan José Hermúa y el propio imputado, un trabajador rural de 60 años. La víctima, al ser informado de ello, también prestó su consentimiento.

Con las pruebas reunidas durante la investigación fiscal preparatoria, el magistrado dio por demostrado que el 25 de diciembre del año pasado, Pintos agredió físicamente a su pareja, cerró la puerta de la vivienda que compartían y que da al exterior, le golpeó en el tórax y en las piernas (causándole lesiones) y la mantuvo encerrada desde las 13 hasta las 20, cuando ella logró salir del domicilio.

Entre esos elementos probatorios, Ralli valoró la denuncia de la víctima, un certificado médico, los informes del forense y de la Oficina de Atención a la Víctima y a los Testigos y varios testimonios.

En los abreviados, los jueces no pueden imponer sanciones más gravosas que las requeridas por el Ministerio Público Fiscal, según lo establece el artículo 382 del Código Procesal Penal de La Pampa.

Las partes también acordaron que el acusado deberá cumplir, como reglas de conducta durante dos años, las siguientes obligaciones, bajo apercibimiento de revocarse la condicionalidad de la pena: fijar domicilio y someterse al cuidado de la Unidad de Abordaje, Supervisión y Orientación para personas en conflicto con la ley penal.

Comentarios

Comentarios