Entró a una iglesia, robó un celular y se persignó al salir

Un hombre se aprovechó de una mujer que estaba de rodillas rezando y le robó el teléfono sin que se diera cuenta.

Una iglesia de la ciudad ecuatoriana de Guayaquil fue el lugar elegido para que un ladrón hiciera de las suyas, aprovechándose de los fieles. El pasado 13 de agosto en un templo ecuatoriano, un hombre le hurtó un objeto de la cartera de una mujer que se encontraba rezando de rodillas en el banco de adelante, publicó Canal NET.
Lo que no sabía, es que todo quedaría grabado por las cámaras de seguridad. En las imágenes se aprecia el hombre mete la mano en la cartera de su víctima y saca lo que parece ser un teléfono celular. Posteriormente, el delincuente tuvo el descaro de colocar el objeto robado en una bolsa, luego se levantó y salió del lugar, no sin antes persignarse frente al altar. ¡Un caradura!





Comentarios

Comentarios

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.