Liga Pampeana 2019: Leguizamón y Claro confían en Racing Club para la segunda final en General Pico

“Nos deja un sabor amargo el empate, pero la final quedo abierta y transitaremos la semana más importante del año para armar el mejor equipo para tratar de darle una alegría a la gente de Racing Club”, dijo el entrenador Edgardo Leguizamón. El entrevistado se lamentó porque el equipo castense “no aprovecho las situaciones que se generaron” en la primera final del campeonato 2019 de la Liga Pampeana de Fútbol.

La primera final del campeonato liguero terminó empatada en el estadio La Fortaleza alba de Eduardo Castex. Racing Club y Ferro Carril Oeste de General Pico no se sacaron ventajas, después de los goles marcados por el delantero local Hernán Claro y el defensor piquense Marcos Quiroz. El campeonato se definirá el domingo en el estadio Coloso de Barrio Talleres de General Pico.
“Fue una final reñida donde por momentos manejaron la ellos y en otros nosotros, pero fue pareja. Tuvimos un golazo de (Hernán) Claro y después en una pelota parada por una distracción nos empataron”, evaluó Leguizamón.
El entrenador del equipo castense lamentó que su equipo no pudo aprovechar las situaciones ofensivas que generó. “Tuvimos dos o tres para desequilibrar con Nahuel (Díaz), (Silvio) Suzán y (Francisco) Martínez Danny, pero no se dieron y ahora queda todo abierto para el domingo”, dijo.
“Esperamos que podamos hacer las cosas bien para festejar nosotros. Tenemos una semana para preparar el partido para el domingo y sea cual sea el resultado esperamos que sea una verdadera fiesta”, destacó el piquense.
-Leguizamón, ¿Cómo será esta semana antes del partido definitivo en General Pico?
-Transitaremos la semana más importante del año con tranquilidad y confiando con el plantel que tenemos para tratar de armar el mejor equipo para el domingo para darle una alegría a la gente porque se lo merece.





“PARTIDO DURO”

El delantero Hernán Claro convirtió “un golazo” en el estadio La Fortaleza alba, con un disparo desde aproximadamente 30 metros que se metió por encima del arquero Nicolás Bellendir y estableció la apertura del tanteador. “Fue un partido duro y como queda otro partido, por eso nadie quiere regalar nada”, explicó Claro. “Estamos tranquilos porque hicimos un buen partido, y pese a que fue medio trabado pudimos generar situaciones”, destacó el goleador racinguista.
El año pasado en el primer partido que se disputó en Castex, los verdes piquenses lograron una diferencia que selló el campeonato. En esta segunda final consecutiva, los castenses tomaron recaudos para no caer en la misma equivocación. “El año pasado nos sirvió de experiencia para tratar de que no pase lo mismo, pero eso ya paso y ahora tenemos que entrenar para el partido del domingo”, concluyó Claro. (Fotografía: Fernando Casalegno)

Comentarios

Comentarios

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.