Pérez y Mansilla recordaron el título de Racing Club en 1982: “No vinimos a pasear, queríamos salir campeones”

Estergidio Pérez y Alberto Mansilla fueron dos destacados jugadores de Racing Club – Tavella que ganó el campeonato de la Liga Pampeana de Fútbol en 1982. El albo enfrentó precisamente a Ferro Carril Oeste de General Pico, y el tercer partido final fue en la cancha de Ferro Carril Oeste de Intendente Alvear donde los castneses triunfaron 3 a 1; después de los dos empates previos en Eduardo Castex y General Pico. “Fueron tres partidos muy parejos”, destacó “Tito” Mansilla; mientras que Estergidio Pérez consideró que ese partido “fue un gran recuerdo y me abrió el camino para quedarme acá”. “El partido que jugamos en Intendente Alvear fue bárbaro y fue una gran alegría ese campeonato”, destacó el defensor tucumano actualmente radicado en Santa Rosa.

Pérez y Mansilla fueron entrevistados por el relator Daniel Robles en la previa de la primera final que se disputó en el estadio La Fortaleza alba de Eduardo Castex, durante la transmisión de Viva el Fútbol en Radio DON 101.5 Mhz. Los dos lamentaron no poder estar presentes en ese partido, pero anticiparon que mañana irán “a acompañar” a Racing Club en el estadio Coloso de Barrio Talleres de General Pico.

“Esa final de 1982 se recuerda mucho porque jugamos tres partidos muy parejos. Empatamos en Castex donde tuve la suerte de hacer el gol de tiro libre, empatamos en General Pico y definimos en Intendente Alvear donde ganamos 3 a 1 en tiempo suplementario”, dijo el entonces capitán del equipo castense, “Tito” Mansilla.

“Nosotros veníamos muy preparados (físicamente) desde Buenos Aires porque teníamos grandes maestros, imagínate que jugar al lado de (Roberto) Telch o Miguel Ángel (Tojo) era maravilloso. Teníamos muy buena preparación física, pero también mucha disciplina y nosotros no veníamos a pasear, veníamos a salir campeones”, destacó Mansilla.

“UN HERMOSO RECUERDO”

Fines

El talentoso defensor Estergidio Pérez actualmente todavía juega con los veteranos en Santa Rosa. Recordó aquella definición con los verdes piquenses. Y reveló que el tercer partido tenía que ser en una cancha neutral, pero los entrenadores Miguel Ángel Tojo y Roberto Telch “queríamos que jugáramos en una cancha grande y optaron por ese estadio que nos favoreció porque nosotros estábamos muy bien físicamente”. “Acertaron porque en los últimos 30 minutos del alargue hicimos la diferencia y les metimos tres goles”, destacó.

Racing Club – Tavella fue un equipo semiprofesional. La mayoría de los futbolistas provenían de Buenos Aires, donde entrenaban en la semana; y venían los fines de semana para jugar el torneo local. “Muchos nos quedamos definitivamente en La Pampa y ya tengo más años acá que en Tucumán”, destacó Estergidio Pérez.

 

Comentarios

Comentarios