Santa Rosa: Robó una moto, fue detenido minutos después y lo condenaron a las dos semanas

En un legajo que se inició por el procedimiento de juicio directo, porque el imputado fue aprehendido en flagrancia, y concluyó con un acuerdo de juicio abreviado, el juez de audiencia santarroseño, Daniel Alfredo Sáez Zamora, condenó hoy a Marcelo Julián De Dino a un año y seis meses de prisión en suspenso, por ser autor del delito de robo de vehículo dejado en la vía pública en grado de tentativa.

Con las pruebas reunidas durante la investigación fiscal preparatoria, quedó probado que De Dino, un desocupado de 18 años sin antecedentes penales registrables, hace dos semanas, el 27 de agosto a las 23.16, sustrajo una moto Honda Wave que estaba estacionada en la calle Peñaloza, entre Maestros Pampeanos y Güemes, en Santa Rosa, tras ejercer fuerza sobre la traba del manubrio. Menos de un cuarto de hora más tarde, a las 23.28, fue detenido por la policía manejando ese vehículo por la calle Sergio López.

El abreviado fue convenido entre la fiscala Gisela Yanina Masi, la defensora oficial Paula Arrigone y el propio acusado, quien aceptó la responsabilidad del hecho. El damnificado, al ser notificado de ello por el Ministerio Público Fiscal, también brindó su consentimiento.

“De acuerdo a las evidencias (…) puedo recrear el hecho tal como fuera fijado por las partes, ya que el parte de novedad policial me permitió determinar que el acusado se encontraba circulando con la moto que había sido recientemente sustraída por él, utilizando la fuerza –indicó Sáez Zamora en el fallo–. Dicho medio para vulnerar las barreras defensivas utilizadas por su legítimo propietario, se probaron con las fotografías y el informe técnico realizado sobre el vehículo, en el que se describieron roturas de la careta plástica por donde se permite acceder al bloqueo y el tambor de ignición”.

Fines

El magistrado, además, dio su aval a la figura legal acordada, pues “las acciones desplegadas por el acusado implicaron el apoderamiento del vehículo, que se encontraba estacionado en la vía pública, extrayéndolo de la esfera de custodia de su propietario. Para esta acción el acusado hizo uso de la fuerza, venciendo las defensas que poseía la moto, con la deliberada intención de lograr el plan final trazado (…) Dicho objetivo no pudo ser consumado por razones ajenas a su voluntad, ya que fue interceptado rápidamente por la autoridad policial”.

Las partes convinieron, a su vez, la fijación de reglas de conducta para Di Dino por dos años. Durante ese lapso deberá fijar residencia y someterse al contralor del Ente de Políticas Socializadoras.

Comentarios

Comentarios