Gorordo: «Muchas pymes pampeanas no están en condiciones de pagar el bono de $ 5 mil»

El presidente de la Unión Industrial de La Pampa (Unilpa), Rubén Gorordo, evaluó la situación que atraviesan las PyMEs pampeanas y las estrategias de sus titulares para enfrentar y sobrellevar la crisis por la ausencia de créditos de fomento, altos costos financieros, retracción de ventas y demás. 

La preocupación de la dirigencia pampeana, es coincidente con los datos estadísticos que diariamente publican los medios porteños. El reciente informe de la Asociación de Empresarios Nacionales – ENAC – ratificado por los datos de AFIP, confirma que en el primer cuatrimestre del año en curso dejaron de existir 5.170 firmas, mientras que en el año superan las 12 mil. La cantidad de empresas activas es la más baja desde abril de 2010. La actividad económica se redujo un 4,6% en este período con relación al mismo lapso del año anterior. Además, el sector industrial acumuló una baja interanual del 10,6%, según datos oficiales del Instituto de Estadística y Censos (Indec).





Por otra parte, el efecto de la recesión sobre el mundo laboral se verifica en la pérdida de 140 mil puestos de trabajo privado en el último año. El empleo privado registrado cayó en los últimos ocho meses en forma consecutiva, según los informes que publica la Secretaría de Trabajo en base a los datos del Sistema Previsional Argentino (SIPA) de la AFIP.

REALIDAD PAMPEANA

“Son muchas variables negativas que están dando vuelta, entre ellas el pedido de pago de un bono a los trabajadores. Nosotros nos hemos reunido recientemente con los socios para analizar el tema y la primera reacción es que, a pesar de reconocer que los trabajadores se lo merecen porque perdieron poder adquisitivo en sus salarios, aunque el bono tampoco les va a resolver la situación, muchos no están en condiciones de pagarlo”, reveló Gorordo. “Entonces dentro de las variables en las que coincidimos, es en la posibilidad de pedir a cambio, alguna compensación impositiva. Entendemos que cada gremio deberá definir con los dueños de las PyMEs”, dijo Gorordo.

 “Las ventas se han frenado muchísimo, hay mucho miedo a invertir, lo cual se suma a la mínima financiación a partir de una tasa de interés prácticamente impagable. Las PyMEs sí o sí trabajamos con cierto nivel de descubierto bancario o con la venta de valores, pero los intereses te desequilibran, no hay número que cierre”, explicó el dirigente. “Esto es preocupante y entendemos que en algún momento debería haber algún incentivo hacia la industria para que exista una reactivación, esperemos que ese incentivo llegue rápido”, prosiguió.

El entrevistado abogó para que el próximo gobierno nacional “tenga una mirada más firme sobre las PyMEs”. “Estamos convencidos de que ellas son el motor de la economía nacional. A mi modo de ver, el actual gobierno no ha tenido una visión concreta de lo que significan las Pequeñas y Medianas Empresas para el país, le ha faltado trabajo y eso quedó demostrado en las últimas elecciones PASO”, destacó.

TRABAJO CONJUNTO

Gorordo se refirió a las estrategias de los industriales pampeanos para sostener la actividad y evitar acciones que perjudiquen a los trabajadores empleados. Y ejemplificó el trabajo en conjunto con el Ministerio de la Producción y el Banco de La Pampa. “Ese trabajo conjunto nos demostró que hablábamos en distinto idioma con respecto a otras provincias. Lamentablemente en otros lugares el desempleo y el cierre masivo de empresas es una constante, nosotros no lo vemos acá en La Pampa”, destacó. “Nuestras empresas son pequeñas, posiblemente más personalizadas. La relación patrón-empleado es casi familiar y como decía, junto con el Ministerio tratamos de buscar alternativas para vender nuestros productos”, reconoció. “Estas se reflejaron en la creación del Corredor Comercial Patagónico y el de Ruta 5, en la participación de ferias y exposiciones nacionales e internacionales, en medidas como la puesta en marcha del Compre Pampeano, créditos con tasas subsidiadas, en fin, nos han dado herramientas valiosas para ser competitivos y salir a buscar mercados por fuera de la Provincia”, sostuvo.

Los contactos permanentes con colegas de distintas provincias permitió a los industriales pampeanos, tomar dimensión “de donde estamos parados y las diferencias que tenemos con ellos, porque de acuerdo a lo que nos dicen no les resulta fácil establecer contactos con funcionarios de sus provincias, y los paliativos les tardan en llegar”. “Acá es todo lo contrario y vemos en el ministro Ricardo Moralejo a un hombre metido en la realidad nacional y comprometido con la constante búsqueda de soluciones a las inquietudes que le planteamos”, señaló.

Gorordo destacó el hecho de que desde el Ministerio de la Producción se lograron distintas estrategias de ayuda y acompañamiento a partir de un análisis y anticipo certero de lo que finalmente terminó sucediendo en materia económica y financiera. “Que se haya logrado anticipar la crisis y evaluar las formas de encararla para evitar cierres de empresas o despidos, resultó vital para impedir una catástrofe en La Pampa, estamos convencidos de que si no se hubiera actuado de la manera que se actuó muchas PyMEs habrían cerrado, como pasó y pasa en otras provincias”, afirmó.

INVERTIR PARA INNOVAR Y EXPANDIRSE

Finalmente desde UNILPa existe el convencimiento de que atravesada la crisis muchas empresas pampeanas estarán dispuestas a invertir para innovar y expandirse. “Las tasas bonificadas a través del Banco de La Pampa forman parte de las herramientas que permitirán el despegue que todos esperamos. Hoy no podemos merituar la capacidad ociosa que existe en la industria pampeana, no tenemos un número certero de los distintos rubros”, y agregó “en la última reunión realizada en Santa Rosa conocimos de muchas empresas que venían con alto nivel de trabajo pero todos los negocios pendientes se frenaron y pasaron a espera, al menos hasta después de las elecciones de octubre”, amplió.

“La preocupación del industrial pampeano es producir y hacer un producto competitivo, pero para llegar a eso debe tener acompañamiento y en La Pampa lo tiene, pero no puede salir de una realidad nacional que lo involucra y arrastra”, concluyó el presidente de Unilpa.

Comentarios

Comentarios