El 30% de los pampeanos solo paga el mínimo de las tarjetas de créditos

Un informe del Banco Central y de una consultora reveló que las deudas con tarjetas de crédito en La Pampa creció 37% en el año. La morosidad crece en la medida que cae el poder adquisitivo del salario, reveló un informe del economista Juan José Reyes en el diario La Arena.

Un informe del Banco Central de la República Argentina y la consultora D’Alessio Irol reveló que las deudas con tarjetas de crédito en La Pampa crecieron un 37% en el año, similar al resto del país. El dato más preocupante es que el 30% de los usuarios solo paga el mínimo, generándose un verdadero problema a futuro, por la elevadísima tasa de interés que tiene financiarse con los plásticos.
La morosidad crece en la medida que cae el poder adquisitivo del salario, ya que las tasas de esta financiación es la más alta. El informe reveló que el 48% de la población adulta lo utiliza y la mayoría son hombres. Hay 188.263 tarjetahabientes titulares con 238.133 plásticos en total con deudas mensuales por 131.784.100 pesos. Ante la crisis, el 77% prefiere pagar deudas al contado para evitar la recarga de intereses que afectan el presupuesto familiar. Pero financiarse con el mínimo tiene un costo de hasta 170% anual, aunque en entidades públicas llega al 123% de TEA a 3, 6 o 12 meses.





Bolsillo exhausto

Todos tienen el deseo de vivir sin deudas, pero en épocas de incertidumbre económica ese anhelo es muy difícil de concretar en la práctica diaria ya que la devaluación de los últimos meses «empujó» a los consumidores a realizar compras con tarjeta. Más específicamente hacia fin de mes, para cubrir gastos de la vida cotidiana con el objetivo de postergar el pago que vendrá, consolidado en el resumen de cuenta solo unos días después.
Para Nora D’Alessio, vicepresidenta de D’Alessio Irol, quién realizó el estudio, «no pagar la deuda de la tarjeta es la puerta para el espiral del endeudamiento». Un 58% tiene deudas con sus tarjetas, pero el dato más alarmante es que un 30% de los pampeanos paga solo el mínimo. Los encuestadores informaron que la gente se endeuda cada vez más para poder cancelar su tarjeta. Un 19% está endeudado en tarjetas no bancarias, un 61% en préstamos bancarios, otro 12% tarjetas de los supermercados y otro 8% en otros comercios. Por tal razón el mayor rubro de deudas de la clase media es la tarjeta de crédito.
En La Pampa hay 188.263 tarjetahabientes titulares y 238.133 en total. Unas 126 mil pertenecen al BLP; 46 mil al BNA y las 66 mil restantes al Santander, HSBC, Columbia, Comafi, Patagonia, BBVA, Macro, ICBC, Standard Bank, Galicia Credicoop, Hipotecario con un total de deudas mensuales por un valor que trepa a $131.784.100, unos 1.584 millones al año.

Fruto prohibido: el mínimo

El pago mínimo es mucho más costoso que un préstamo personal. En muchos casos supone intereses sobre el saldo de deuda superior al 60% y 70% anual. El monto del pago mínimo no es fijo como las cuotas de un préstamo personal. Eso tiene implicancias desfavorables a la hora de planificar las finanzas de manera ordenada, ya que la amplia mayoría de las personas prefieren realizar cuotas iguales todos los meses. Si bien cada entidad tiene su propia forma de cálculo, el pago mínimo representa alrededor del 5% del saldo de deuda y la totalidad de todos los gastos no financiables, como los costos administrativos o cuotas anuales, intereses, cargos por mora, comisiones, impuestos, adelantos en efectivo y las cuotas de las compras.
El monto mínimo a pagar, entonces, está compuesto en mayor parte por intereses, comisiones e impuestos y no por pagos que reduzcan el capital inicial que se está financiando. Abonando el pago mínimo cada 30 días, la deuda original no se reducirá, es más crecerá. Además, esta forma de financiarse, es más costosa que el préstamo personal por lo cual supone en muchos casos intereses sobre el saldo de deudas superiores muy elevados y que los bancos definen ese desembolso para cubrir los intereses y no la deuda en cuestión.

Doble filo

El importe representa 5% de la deuda total y 100% de gastos no financiados como costos administrativos, intereses de financiación, comisiones, impuestos y adelantos en efectivo. Todos tenemos el deseo de vivir sin deudas, pero los atractivos descuentos y las facilidades de pago en cuotas que ofrece el plástico son un arma de doble filo que pueden alejar a las personas de ese objetivo. Es clave, cuando es posible, saldar el total de la deuda en un solo pago con un préstamo a menor tasa, con cuotas fijas y a un plazo más largo y evitar el efecto «bola de nieve» que hoy tiene a mal traer a más de la mitad de los pampeanos.

Hombres, complicados

El estudio, titulado «Radiografía de los deudores del sistema financiero argentino», sostiene que el tipo de endeudamiento que más se observa entre los pampeanos adultos es a través de tarjetas de crédito bancarias: el 30% de la población adulta tiene al menos una asistencia de este tipo. En segundo lugar, el 19% de la población tiene al menos un préstamo personal, y apenas un 0,6% posee préstamos hipotecarios.
En cuanto a la edad promedio de los deudores, en la actualidad es de 38 años. Solo 4 de cada 10 comprovincianos que están pagando en cuotas sus compras con el plástico destinan más del 20% del total de su ingreso para ello. Otro 38% destina el 40% de sus ingresos familiares para cancelarlas. La otra mitad espera poder saldar sus deudas antes de fin de año, pero la mayoría asegura que necesita por los menos 3 años para cumplir el sueño de no tener pasivos. A nivel provincial, el 48% de las mujeres adultas tiene algún tipo de financiamiento, mientras que en los hombres adultos ese porcentaje trepa al 52%. Según la consultora, ello se debe a que las mujeres tienen “una menor tasa de actividad y por tanto una menor tasa de empleo».

Geografía de la deuda

El estudio reveló que a nivel regional, las provincias patagónicas poseen una proporción de deudores mayor que la media nacional, mientras que las del NOA y NEA están por debajo del promedio. Al interior de La Pampa, la Central de Deudores del Sistema Financiero informó que en Santa Rosa y en General Pico el 78% de la población adulta tiene algún financiamiento de tarjetas en el sistema financiero, mientras que las poblaciones con menor proporción de deudores son las localidades más pequeñas, donde solo el 30% tiene deudas.

 

Comentarios

Comentarios

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.