Una castense, una piquense y una santarroseña en el I Congreso Nacional para Directoras Técnicas de Fútbol

Casi 70 entrenadoras de todo el país se capacitaron durante dos días en el predio de la Liga Santafesina. Tres de ellas son pampeanas: la santarroseña Melisa Evangelista, la castense Karen Astudillo y la piquense Carla Camerlinckx. Entre todas pidieron «abrir la cancha» para ser incorporadas al sistema. Llegó su hora.

Según la Asociación de Técnicos del Fútbol Argentino (ATFA), en el país hay 16 mil entrenadores hombres y apenas 150 mujeres. La entidad que nuclea a los directores técnicos del país, que capacita y emite los títulos, se fundó en 1963 de la mano de varios entrenadores, entre ellos Osvaldo Zubeldía.
Recién en 1998, 35 años después del puntapié inicial de ATFA, se recibieron las dos primeras mujeres. Una de ellas fue la pampeana Mari Acevedo. La otra fue Lorena Berdula, una de las organizadoras del Primer Congreso Nacional para Directoras Técnicas de Fútbol, que tuvo lugar esta semana en Santa Fe.





Visibilización

«No es que no haya o no existan entrenadoras; lo que pasa es que nunca se las visibilizó como para ponerlas al frente de un club», resume Evangelista, una de las pampeanas que tomó la posta de Acevedo y hoy hace su propio camino.
«Hoy se está generando ese espacio de visibilización para que podamos decir acá estamos, para invitar a nuevas generaciones a que se sumen a capacitarse», agrega la santarroseña de 30 años, que en diciembre de 2018 terminó el curso de Directora Técnica Nacional en la seccional La Pampa de ATFA.
«Planteamos la necesidad de abrir la cancha para poder entrar al sistema y se habló de la inquietud y posibilidad de lograr un cupo laboral», amplía la flamante DT, que incluso recibió el carnet habilitante durante el mismo Congreso y de manos de una referente a nivel nacional, la rionegrina Juliana Rodríguez, primera mujer que dirige una escuela para técnicos de fútbol (la seccional de ATFA en General Roca).
Rodríguez fue una de las presencias estelares del encuentro en Santa Fe, en el que estuvieron figuras de la talla de Yanina Gaitán (primera futbolista argentina en convertir un gol en un Mundial oficial de la FIFA), Bettina Stagñares (DT durante 13 años de Estudiantes de La Plata y hoy coordinadora del fútbol femenino del Pincha), Silvana Villalobos (primera mujer en Sudamérica en dirigir un plantel masculino y hoy a cargo de la Primera de hombres de Atlético Argentino de Mendoza), Mónica Santino (a cargo de la escuela La Nuestra, que desde hace 12 años trabaja en la Villa 31 de Buenos Aires) y la periodista especializada Ayelén Pujol, entre otras.
Entre lunes y martes hubo capacitaciones teóricas y prácticas, desde temas como la historia de fútbol femenino, arbitraje, el papel de los medios de comunicación, el fútbol en perspectiva de género o aspectos legales de la profesión; hasta el desarrollo de sistemas de juego, preparación física y perfeccionamiento de la técnica, entre otros trabajos de campo.
«Nos dieron un montón de herramientas que nos sirven muchísimo para crecer en nuestra profesión», explica Evangelista, una de las tres representantes pampeanas junto a Astudillo, recibida en 2015, y Camerlinckx, que aún está haciendo el curso.

Una necesidad.

Meli Evangelista aprendió a jugar al fútbol raspándose las rodillas en el barrio y prácticamente en soledad entre los varones, como casi todas las nenas de su edad. Y rápidamente sintió la necesidad de ayudar a formar a las futuras futbolistas, como si su semilla de entrenadora comenzara a germinar con aquellos primeros goles.
«Cuando me tocó aprender a jugar no encontré quién me enseñara; entonces sentí que era necesaria la presencia de alguien que nos ayude, de una mujer que haya caminado el fútbol y que nos enseñara y entendiera con una mirada diferente a la de un hombre. Por eso siempre tuve esa sensación de querer enseñar, y hoy te digo que disfruto muchísimo más dirigir que jugar», cuenta Melisa, que como futbolista integra el equipo de Estadio Municipal y participó este año de los Juegos Universitarios como jugadora de la selección de la Universidad Nacional de La Pampa.
La DT, que forma parte del cuerpo técnico de la selección de fútbol femenino que se está preparando para los Juegos de la Araucanía, es además entrenadora de hockey sobre césped (da clases en el Centro Empleados de Comercio), deporte que también juega en uno de los equipos de La Barranca.
«Me gusta entrenar a las edades formativas, es donde me siento más cómoda», agrega Evangelista, que por las mañanas trabaja en una escribanía y además cursa la carrera de Ciencias de la Educación. «Lo mío es enseñar; todo apunta para el mismo lado», cierra con una sonrisa.

De las chicas a los hombres

Melisa Evangelista es una de las cuatro entrenadoras recibidas que hay en Santa Rosa, junto a la pionera Mari Acevedo, Marcela Castro y Telbi Vera. Junto a las dos últimas trabaja en la selección femenina que participará en noviembre de los Juegos de la Araucanía, formando a las chicas que representarán a La Pampa. «Disfruto mucho de trabajar con las formativas, me gusta enseñarle a las nenas», asegura la DT, que al ser consultada por la posibilidad de dirigir a varones va más lejos. «Me encantaría, pero con los mayores. En Primera me gustaría dirigir más a hombres que mujeres. Ojalá se dé alguna vez», señala. (Fuente: diario La Arena)

Comentarios

Comentarios

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.