Disparó a un policía y baleó una casa en Santa Rosa: Declararon la autoría y responsabilidad

Horas antes de cumplir los 18 años, un menor cometió los delitos de abuso de armas, en concurso real con abuso de armas calificado por haber disparado a un miembro de la fuerza de seguridad policial; en concurso material con portación de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal; y por ello hoy la jueza de control santarroseña, María Florencia Maza, lo declaró autor y responsable penal en orden a ellos.

El conflicto penal se resolvió a través del procedimiento de juicio abreviado, luego de que así lo acordaran la fiscala Leticia Pordomingo, el defensor oficial Juan José Hermúa y el propio imputado.





Así, en la causa quedó probado que el pasado 4 de enero, a la noche, el menor –en forma pedestre y junto a otro hombre– llegó hasta el frente de un domicilio de la calle Sergio López, en Santa Rosa. Mientras eran esperados en la esquina de López y Toscano “por dos personas que se encontraban a bordo de sendas motos”, dice el fallo, el imputado extrajo de su cintura “un arma de fuego, tipo revolver, con tambor, calibre 22, con el cual apuntó al frente de la vivienda,  realizando cinco o seis disparos que no impactaron en ninguna persona alguna”. Su propietario se arrojó al suelo y “giró hasta resguardarse en el patio de la casa”, añade la sentencia.

A su vez, el sábado 5 a la mañana, cuando personal del Grupo Especial de Operaciones de la Policía provincial ingresó al domicilio del menor, “en cumplimiento de una orden de allanamiento emitida por el juez de control actuante, en busca de armas de fuego”, fue recibido “a los tiros por el menor, quien empuñando un arma de fuego tipo revolver, calibre 22 largo, apuntó contra el primer uniformado de la formación” (un sargento).

“El disparo impactó en el escudo de protección que llevaba, sin causarle lesiones, dejando constancia que de no haber existido dicha protección, el proyectil habría impactado en la cabeza o en el rostro del efectivo policial; motivo por el cual este efectuó –como consecuencia de dicha agresión–, dos tiros de disuasión en dirección al imputado”, detalló Maza en el fallo.

El menor, en ese momento tenía 17 años. Por esa razón se le declaró la autoría y responsabilidad penal y no se le impuso una pena, y se dispuso comunicar lo resuelto al Juzgado de la Familia, Niños, Niñas y Adolescentes de Santa Rosa, a los fines previstos en las leyes 1270 y 22.278. Los 18 los cumplió el 7 de enero.

Los dos damnificados, al ser notificados por el Ministerio Público Fiscal de lo convenido en el abreviado, también dieron su consentimiento, aunque el primero de ellos pidió no volver a tener problemas con el acusado.

Comentarios

Comentarios

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.