Motociclista fallecido en Winifreda: Investigan si las camionetas iban corriendo una “picada”

El fiscal de Delitos contra las Personas, Oscar Cazenave, imputó a un menor de 16 años de Winifreda como autor del delito de «Homicidio Culposo» de un chico de 14 años, ocurrido el jueves a la noche en un siniestro vial en la zona urbana de esta localidad. A otro adolescente winifredense de 17 años le imputó haber creado una situación de peligro mediante una prueba de velocidad o «picada». De acuerdo a las investigaciones judiciales y policiales preliminares, los imputados conducían las camionetas de sus progenitores a «exceso de velocidad» y cuando llegaron a una esquina uno de los rodados impactó contra una motocicleta de 110 centímetros cúbicos en la que iba Lucas Tomas Villarreal, de 14 años, provocando su inmediato deceso.

Las imputaciones fueron realizadas en una audiencia de formalización de la investigación fiscal preparatoria llevada a cabo ayer cerca del mediodía en la sede del Ministerio Público Fiscal de Santa Rosa ante el Juez de Control, Carlos Chapalcaz. En el mismo acto, y a pedido del representante del MPF, el juez inhabilitó a los menores a conducir todo tipo de vehículos por el término de 90 días.
Cazenave se refirió al siniestro vial que investiga y a las resoluciones judiciales. «Estamos al aguardo de todas las pericias hechas por la Agencia de Investigación Científica en el lugar del siniestro, pero lo que ya logramos dilucidar es que dos camionetas Volkswagen Amarok propiedad de ciudadanos de Winifreda eran conducidas por menores de edad, uno de 16 y otro de 17 años, por la calle Esteban Larco de este a oeste y arriban a la encrucijada con Mitre de una manera antirreglamentaria producto del exceso de velocidad. Ante esta acción, una de las camionetas colisiona contra la motocicleta que venía por la calle Mitre; si bien la prioridad de paso la tenían los rodados mayores la moto ya había traspolado más de la mitad de la arteria». Como consecuencia del impacto se produce la muerte del menor.
Por otra parte, mencionó que un drone realizó un relevamiento aéreo del lugar de la tragedia y después se hará una reconstrucción en tres dimensiones del suceso para dilucidar cómo sucedió realmente, aunque ya se tienen varias certezas.

Audiencia

Los menores comparecieron ayer antes del mediodía al ámbito judicial acompañados por sus respectivos padres y madres. Allí el fiscal solicitó una audiencia para hacerles saber las imputaciones que pesan sobre ellos. Estuvieron la defensora oficial, Mariel Anechini y la asesora de Niños, Niñas y Adolescentes, María Gabriela Manera. «No son tratados de la misma manera que un mayor, en este sentido el ordenamiento legal impide que tomemos ciertas medidas respecto a ellos», apuntó el fiscal.
«Al menor de 16 años le imputamos homicidio culposo y al 17 años le aplicamos el artículo 193 bis del Código Penal que refiere a la persona que efectúa pruebas de velocidad o ´picadas´ poniendo en riesgo su propia integridad física como la de terceros».
Señaló que en este caso puntual las dos camionetas a priori estaban corriendo picadas aunque la Amarok conducida por el menor de 16 años fue la que colisionó contra la moto. El juez de Control ordenó que los menores queden bajo la tutela del Juzgado de Niños, Niñas y Adolescentes.
Además, a pedido de la fiscalía, «los inhabilitó provisoriamente para conducir vehículos. Al de 17 le retiró la licencia de conducir y el de 16 años no tiene carné, pero si durante este año cumpliera la mayoría de edad para gestionarlo estará impedido de hacerlo».
Estas medidas abarcan 90 días, el plazo que tiene la fiscalía para probar «la responsabilidad y la autoría penal» de los menores imputados. «Una vez que logremos ese objetivo se hará la audiencia de imposición de pena y el juez de Familia podría imponerles una pena o absorberlos de culpa», dijo el fiscal.
En virtud del procedimiento tutelar, los menores deberán realizar un curso de resocialización vial y someterse a un tratamiento psicológico.

Comentarios

Comentarios