En Estados Unidos, los abonos al streaming superan a los de la TV por cable

La llegada de nuevos actores (Disney +, Comcast y WarnerMedia), activará una competencia feroz en la que Netflix intentará mantener el liderazgo.

Después de 12 años en los que transformaron el mercado audiovisual, las plataformas de streaming continúan experimentando un crecimiento vertiginoso. La explosión de redes (fibra de internet y 4G) impulsó el crecimiento de estos servicios que proporcionan acceso a miles de horas de programación sin necesidad de hacer descargas. Cadenas de TV tradicionales también han comenzado a ofrecer plataformas de streaming, y el sector está entrando en otra fase de crecimiento con la llegada de nuevos competidores.

En los Estados Unidos, 90 millones de hogares están suscritos al menos a un servicio de streaming, en comparación con 85 millones de suscripciones al cable, según Brahm Eiley, presidente del Convergence Research Group. Pero los ingresos siguen siendo desproporcionadamente más altos para los canales de cable, que embolsan anualmente casi 250.000 millones de dólares si se suman el pago de internet y los paquetes de canales, los ingresos por publicidad y las ventas de programas por los estudios, según Eiley, frente a un mercado de 22.000 millones para las plataformas de streaming.

El streaming comenzó en 1997 como un servicio de alquiler de DVD antes de convertirse, paulatinamente, en una plataforma de series y películas por suscripción. Al poner a disposición de los espectadores series completas en un mismo momento, el grupo también se jacta de haber inventado el “binge watching” o “atracón de series”, es decir, el consumo de varios episodios sin interrupción, mientras que antes era necesario esperar una semana para ver la continuación. Con sede en California, Netflix invierte en contenido original (“The Crown”, “House of Cards”, “Black Mirror”, entre muchas otras), tanto en inglés como en otros idiomas, lo que permite a producciones como la serie española “La Casa de Papel” proyectarse internacionalmente. A fines de septiembre, Netflix superó los 158 millones de suscriptores en unos 190 países. La suscripción mensual cuesta entre 9 y 16 dólares por mes en Estados Unidos.

El gigante del comercio en línea y de la nube (servicio de computación remota) incluye una plataforma de video a demanda en “Prime”, su suscripción premium. En este caso, los clientes pagan 13 dólares por mes.

Amazon invierte también en producciones originales (como “Fleabag” y “Manchester junto al mar”) y dice tener más de 100 millones de suscriptores a “Prime”, pero no indica cuántos de ellos usan regularmente la plataforma de video. Lanzada a finales de 2007 por News Corporation y NBCUniversal, Hulu ahora está controlada en un 60% por Disney. Disponible solo en Estados Unidos, la plataforma ofrece miles de películas y series (algunas originales como “The Handmaid’s Tale”) por suscripciones mensuales que van de 6 a 12 dólares (con o sin publicidad), y hasta 45 dólares con 60 canales de televisión. En 2018, contaba con 25 millones de suscriptores.

Disney+ llegará a las pantallas de Estados Unidos el 12 de noviembre por 6,99 dólares al mes, con todos los éxitos de sus catálogos de “Star Wars”, Pixar y Marvel, programas de Fox (como “Los Simpson”) y documentales de National Geographic.

El legendario estudio ofrecerá una oferta de 12,99 dólares que incluye Hulu y ESPN+ (deportes). Disney planea que su plataforma de streaming sea accesible en todo el mundo, comenzando con Europa, con el objetivo de atraer entre 60 y 90 millones de suscriptores para 2024.

El 1 de noviembre, Apple TV+ estará disponible en más de 100 países desde 4,99 dólares por mes, con una oferta limitada de contenido original, que el gigante tecnológico se ha comprometido a ampliar en los próximos meses. Su presupuesto de creación de contenidos no ha sido revelado, pero los expertos estiman que alcanza miles de millones de dólares. Para reducir su dependencia de los teléfonos inteligentes, Apple se ha diversificado en servicios de suscripción como Apple News (noticias), Apple Arcade (videojuegos), Apple Pay (pagos), etcétera. Según la firma especializada Wedbush, hay 900 millones de iPhones en servicio en todo el mundo. Los compradores de un nuevo iPad, iPhone o computadora MacBook o iMac obtendrán una suscripción de un año a la plataforma.

La plataforma de WarnerMedia (AT&T), cuyo lanzamiento está previsto en 2020, podría ser la más cara del mercado. Todavía no ha anunciado sus precios, pero los expertos esperan una oferta básica de al menos 15 dólares al mes. HBO Max está apostando por programas de culto como “Friends” -que le arrebató a Netflix-, “Game of Thrones”, el enorme catálogo de series y películas de WarnerMedia y nuevas producciones originales. La plataforma de NBCUniversal (Comcast) estará disponible de forma gratuita pero con anuncios para los suscriptores del canal a partir de abril de 2020. El grupo de medios no reveló el precio de la versión sin publicidad. Sus clientes podrán ver “The Office” (disponible en Netflix), pero también producciones originales como una nueva “Galáctica, estrella de combate”.

El mercado global incluye cientos de ofertas, plataformas de transmisión, desde los gigantes chinos Baidu y Tencent hasta aquellos especializados en entretenimiento especializado. En Estados Unidos, algunos canales como CBS ofrecen su propia plataforma. La start-up Quibi se prepara, por su parte, para lanzar un servicio de streaming de videos cortos. Y las plataformas de video de Google (YouTube) y Facebook (Watch) invierten también en contenido original.

Comentarios

Comentarios