Pampeanos descubrieron restos de una extraña rata espinosa de 400 mil años

Los investigadores del Museo de Historia Natural de La Pampa formaron parte del equipo de trabajo que descubrió en las últimas horas a una rata espinosa de más de 400 mil años. La información fue publicada en redes sociales por los propios investigadores pampeanos.

El hallazgo se produjo en los acantilados de la costa atlántica, unos 30 kilómetros al sur de Miramar. Se trata de una roedor perteneciente al grupo de las ratas espinosas (Equímidos), las cuales actualmente se restringen a las regiones tropicales de América del Sur. Su descubrimiento permite comprender mejor los procesos climáticos que afectaron a la región pampeana en el pasado.

En palabras de los autores esta nueva especie “tiene una característica particular, porque los roedores equímidos – que son los roedores con espinas – no son frecuentes en las partes templadas del país, sino de partes tropicales o subtropicales, por lo que haber encontrado esta forma en la parte sur de Buenos Aires indica que, quizás, las condiciones ambientales eran distintas a las actuales”.

El nuevo género y especie de roedor, fue denominado Prodontoclinomys dondasi, en reconocimiento a Alejandro Dondas, quien estuvo a cargo por largos años de la Sección Paleontología del Museo de Ciencias Naturales de Mar del Plata. “La oportunidad nos permitió homenajear la labor de un gran amigo, Alejandro fue una persona generosa que contribuyó mucho al conocimiento, la conservación y la difusión del enorme patrimonio paleontológico de la costa bonaerense”, coincidieron.

El estudio recientemente publicado revista científica Journal of Paleontology, fue liderado por Adriana Candela (Museo de La Plata – CONICET), en el que también participaron los investigadores Marcos Cenizo, de La Pampa, (MHNLPam – Fundación Azara), Daniel Tassara (Museo Municipal de Ciencias Naturales Pachamama), Céline Robinet, Luciano Rasia y Nahuel Antu Muñoz (Museo de La Plata – CONICET), Carola Cañón Valenzuela y Ulyses Pardiñas (IDEAus-CONICET).

Comentarios

Comentarios