Facebook admitió haber colaborado con Trump en las elecciones de 2016

Facebook, la red social más popular del mundo, es también, desde hace un tiempo, un instrumento político de notable importancia. En ese esquema, ha recibido múltiples acusaciones de haber colaborado con el triunfo de diversos líderes alrededor del mundo, y en particular con Donald Trump, en su campaña presidencial de 2016.

Andrew Borsworth, ejecutivo de la compañía, afirmó que cree que la plataforma efectivamente fue de ayuda para Trump, pero, según él, simplemente porque el actual Presidente de los Estados Unidos fue quien mejor aprovechó las herramientas disponibles y quien llevó a cabo la mejor campaña.





En un escrito titulado «Reflexiones para el 2020» publicado por el New York Times, el ejecutivo se pregunta si la red social en donde se desempeña fue responsable del triunfo del empresario y concluye: «Creo que la respuesta es sí, pero no por las razones que todos piensan».

Borsworth afirmó que no fue electo por una campaña de desinformación orquestada ni por Rusia ni por la empresa Cambridge Analytica, sino porque su equipo realizó un buen trabajo de publicidad digital.

La red social no modificó sus normas sobre publicidad política para las elecciones presidenciales de 2020, por lo que el asesor de Mark Zuckerberg aseguró que «se podría llegar al mismo resultado». Aunque recalcó su apoyo al partido demócrata y resalta que se están haciendo los esfuerzos necesarios para tratar de frenar cualquier posible campaña de desinformación.

Por otro lado, aseguró que tampoco influirán en contra del actual Presidente dado que considera que por «tentador que sea usar las herramientas disponibles para cambiar el resultado, estoy seguro de que nunca debemos hacer eso o nos convertiremos en eso que tememos»

Además, agregó que «si cambiamos el resultado sin realmente convencer a quienes serán gobernados, entonces tenemos una democracia solo en el papel. Si limitamos la información a la cual las personas tienen acceso y lo que pueden decir, entonces no tenemos una democracia en absoluto»

De todas formas, asegura Borsworth, sí existen determinadas cuestiones que la empresa no tolerará y que, por lo tanto, no publicará, como comentarios que inciten a la violencia.

Esta polémica, además, se reaviva en un contexto complejo para la red social que se inició como una plataforma para compartir fotos, ya que ha enfrentado fuertes dificultades en lo que respecta a la privacidad de los datos de sus usuarios.

Por este motivo, en el Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas, los ejecutivos de la empresa hicieron hincapié en sistemas de protección de dichos datos. «La innovación es importante para nosotros, mientras mantenemos a la gente en la compañía enfocada en la seguridad», declaró la vicepresidenta de marketing global de la compañia, Carolyn Everson.

De cara a los comicios de Estados Unidos, también anunció que prohibirán los videos «deepfake», pero seguirá permitiendo aquellos que consideren como una parodia, aunque estén visiblemente modificados. Por otro lado, sigue firme en su polémica decisión de permitir que los políticos publiquen en sus páginas información cuya falsedad se haya probado.

Comentarios

Comentarios