General Acha: Condenado a prisión efectiva por amenazas a su ex pareja

El juez de control de General Acha, Héctor Alberto Freigedo, condenó hoy a Lucas Antonio De La Cruz a siete meses de prisión de cumplimiento efectivo, como autor material y penalmente responsable del delito de amenazas simples, en el contexto de la ley 26.485 de Protección Integral a las Mujeres.

La sentencia fue dictada a partir de un acuerdo de juicio abreviado presentado por el fiscal Juan Bautista Méndez, el defensor oficial Claudio Martínez Sabio y propio imputado, un jornalero de 35 años que reconoció la autoría del hecho.

En el legajo quedó probado que el 14 de junio del año pasado, le envió a su expareja tres mensajes de audio diciéndole, entre otras cosas, “ esta vez no le voy a partir el portón… le voy a partir al medio las rejas, los pilares, todo… no me importa ir preso… el domingo, el Día del Padre, voy a estar preso, pero ésta me la paga a mí… mirá que me va a bloquear (…), yo le voy a dar a esta zorra”.

También expresó: “no, no, ya está, ahora se me calentó la cabeza, en un rato voy a ir le voy a partir al medio todo… le voy a partir al medio todo el portón, le voy a hacer mierda vas a ver… ellos quieren ganar siempre y no es así… mugres de mierda, me ensuciaron mal a mí”.

El acuerdo de partes, además de la condena, incluyó la revocatoria de una pena condicional que De La Cruz había recibido el 10 de abril del año pasado, a ocho meses de prisión en suspenso, por amenazas, lesiones leves y daño (dos hechos). Freigedo le unificó ambas penas, de acuerdo a lo solicitado por el Ministerio Público Fiscal y la defensa, en una pena única de siete meses de prisión de cumplimiento efectivo.

En aquella oportunidad también le había mandado mensajes amenazas a su expareja a través del WhatsApp, y dañó la puerta de ingreso a su domicilio y el portón de la casa de su madre (lo colisionó con un Renault Clío y lesionó a la mujer).

Con respecto a la opinión de la víctima sobre el juicio abreviado, el magistrado señaló que “habré de considerar que la fiscalía informó que ella prestaba conformidad para tal acto”; agregando que, no obstante, se reunió personalmente con la damnificada y que ella “no expresó su plena conformidad porque tiene temor que el imputado la encuentre en la vía pública o vaya a su casa porque él sabe dónde vive y no está tranquila”.

Añadió que “en su momento se manifestó conforme con la prisión de cumplimiento efectivo, pero pasó el tiempo y no pensó ‘que lo iban a soltar tan rápido’, por lo que hubiera querido que le avisen antes”.

De La Cruz ya está en libertad porque permaneció detenido siete meses, ya que fue aprehendido cuando la víctima formuló la denuncia a mediados de junio del año pasado. Durante parte de ese tiempo cumplió la prisión preventiva bajo el régimen de arresto domiciliario.

Comentarios

Comentarios