Los gobernadores están preocupados porque ven al gobierno «en suspenso»

Los gobernadores peronistas están preocupados porque creen que el Gobierno está en «suspenso» y porque notan que Alberto Fernández dejó de viajar a las provincias para sumirse en la renegociación de la deuda.

Desde el 8 de enero, cuando inauguró un complejo habitacional en Chaco, Alberto no volvió a hacer actos en el interior del país y concentró sus actividades en la Capital y el Conurbano, además de las giras que tuvo por Israel y Europa.

La semana pasada, Alberto canceló su viaje a Tucumán, donde iba a mostrarse junto al gobernador Juan Manzur en la primera reunión del Consejo Nacional de Seguridad. Lo recibió dos días después en Olivos para cuidar las formas.

Los gobernadores entienden que hay un gobierno en pausa, que no arranca en la espera de la negociación con la deuda. Pero recuerdan que el de Alberto iba a ser el «gobierno de los gobernadores».

Mientras, como explicó LPO, aún no fue completado el organigrama de los ministerios, los mandatarios advierten que la decisión del presidente fue dilatar el inicio de la gestión concreta en las áreas de gobierno hasta que no se resuelva la deuda. En ese sentido, Alberto habla del inicio de su gobierno real para el 31 de marzo, cuando espera tener encarada la negociación con los bonistas privados.

Los mandatarios provinciales entienden las razones del paso cansino de la gestión pero les preocupa que a Alberto no tenga operadores políticos en el armado en el interior.

Comentarios

Comentarios