A los 100 años, murió el filósofo y científico Mario Bunge

El destacado físico, filósofo y epistemólogo Mario Bunge, conocido por su continua lucha contra lo que él consideraba “pseudociencias” falleció este martes a los 100 años en su casa de Montreal (Canadá), donde residía desde hacía varios años.

Bunge fue autor de varios libros, entre ellos el más conocido fue “La ciencia: su método y su filosofía” (1959), de lectura obligatoria en varias escuelas secundarias; aunque también se destacó por “La investigación científica”, publicado por primera vez en inglés en 1967, y sobre todo por “Treatise on Basic Philosophy” (Tratado de filosofía básica).

Hijo de un médico y ex diputado socialista (Augusto Bunge) y de una enfermera alemana, que influenciaron en su forma de concebir la filosofía, aunque también reconoció influencias del físico checo Guido Beck, del matemático argentino Alberto González Domínguez; del también argentino, matemático, físico e informático, Manuel Sadosky; del sociólogo y psicólogo italiano Gino Germani; del sociólogo estadounidense Robert King Merton, y del filósofo franco-polaco Émile Meyerson.

En su biografía, es reconocida su postura contraria a las “pseudociencias”, entre las cuales incluyó al psicoanálisis, la praxeología, la homeopatía, la microeconomía neoclásica (u ortodoxa). Además, también criticó profundamente a corrientes filosóficas como el existencialismo (con énfasis en la obra de Martin Heidegger), la fenomenología, el posmodernismo, la hermenéutica y el feminismo filosófico. Por el contario, Bunge proponía una defensa del «socialismo como cooperativismo», y lo diferenciaba del socialismo de tipo soviético y al populismo, al que criticó en todo momento, sobre todo en los últimos gobiernos de la Argentina.

Considerado mundialmente como una de las mentes más brillantes de la Argentina, Bunge fue distinguido con 21 doctorados honoris causa y cuatro profesorados honorarios por universidades de las Américas y Europa. Además, fue miembro de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia y de la Royal Society of Canada. En 1982 fue galardonado con el premio Príncipe de Asturias; en 1986 con el Premio Konex en la disciplina «Lógica y Teoría de la Ciencia»; en 2009 el Guggenheim Fellowship; en 2014 se hizo con el premio Ludwig von Bertalanffy en Complexity Thinking; y en 2016 recibió su segundo Premio Konex, esta vez en el campo de «Lógica y Filosofía de la Ciencia».

Padre de cuatro hijos, dos nacidos en la Argentina y dos en Canadá, Bunge fue profesor de física teórica y filosofía, primero en la Universidad de La Plata y luego en la Universidad de Buenos Aires. Desde 1966 impartía clases de lógica y metafísica en la Universidad McGill de Montreal.

 

Comentarios

Comentarios