Una castense relató cómo atraviesa la pandemia de coronavirus en Canadá

La joven castense Pamela Ripi hace cinco años que reside en Canadá, un país que tiene casí la misma población de Argentina, pero con el triple de superficie. Allí el primer caso de coronavirus se diagnosticó el 25 de enero, cuando se detectó que una persona de 42 años se contagió en Wuhan (China), el sitio donde comenzó la pandemia que azota al mundo. Hasta el momento se registraron más de 11 mil casos de contagio, mientras que ya alcanzó las 139 víctimas fatales. 



Banco de La Pampa

Pamela Ripi se recibió de médica en Argentina, pero aún no homologó la profesión en Canadá. Reside con su pareja en Edmonton, una ciudad de la región de Alberta, donde hay 600 lagos e importantes riquezas minerales.

La entrevistada destacó la importancia de mantener el aislamiento social o cuarentena obligatoria, para poder evitar la propagación del Covid 19. Y relató una experiencia que se produjo donde vive. “En Alberta no hay contagios comunitarios y todos los casos eran por viajes internacionales. Pero, el sábado 14 –de marzo- en la ciudad de Calgary, que está a tres horas de acá, hubo una fiesta y se produjeron siete contagios”, destacó en Radio DON 101.5 Mhz.

“HAY MUCHO MIEDO”

La entrevistada relató que existe “mucho miedo” en Canadá por el avance del coronavirus. Como ocurre en el resto del mundo. El gobierno impide reuniones masivas y la sociedad es muy respetuosa de las medidas sanitarias.

“Canadá es una sociedad muy cosmopolita porque hay mucha inmigración, pero culturalmente el tema de la higiene está incorporado en los ciudadanos; el contacto persona a persona no es común, no es como en Argentina. En las calles no se ve mucha gente, no hay trafico tan fluido”, relató Pamela Ripi.

Y ejemplificó: “el domingo fui al supermercado donde había góndolas vacías y me impactó porque había poca gente y un silencio impactante”.

“Hay mucho miedo. Los medios de comunicación no tratan tanto el tema, quizás para no generar más pánico. El gobierno diariamente hace un informe de los casos contabilizados y brinda instrucciones preventivas para la sociedad”, destacó.

ADAPTACIÓN

La entrevistada reconoció que le costó la adaptación en Canadá. Allí se junta con argentinos y latinos. “El cambio cultural y de idioma fueron tremendos, pero ahora ya me adapte”, dijo.

Hasta el momento viajaba “una o dos veces por año” a Argentina, para visitar familiares y amigos. Ahora la pandemia del coronavirus no le permite programar ningún vuelo.

“Canadá es muy diferente a Estados Unidos, acá son muy tranquilos y silenciosos. Acá hay una parte inglesa y una parte francesa, tiene 10 provincias de las cuales 9 son inglesas y una francesa, y me siento más cómoda en la parte francesa, porque es más latina, se saludan con dos besos, hablan con ademanes. Y la parte inglesa es distinta, funciona todo muy perfecto”, detalló. “Hay estabilidad económica y la persona que tiene un mínimo salario tiene posibilidades de acceder a su casa y su auto”, agregó.

Comentarios

Comentarios