La pandemia aumentó el teletrabajo: Desde Castex trabaja para una empresa de EE.UU desde hace 15 años

La pandemia del coronavirus obligó a muchas empresas a reformular su funcionamiento, y aplicar el teletrabajo para continuar funcionando sin resentir la productividad durante la cuarentena obligatoria. «Esta pandemia puede servir para desarrollar este sistema de trabajo, porque muchas empresas quizás no pensaban en aplicar el teletrabajo, pero obligados por una situación especial, pueden conocer los beneficios de aplicar este mecanismo laboral que incluso permite achicar estructuras, abaratar costos de servicios y mantener la eficiencia», destacó Sergio Ferrero, licenciado en Ciencias de la Computación.



Banco de La Pampa

El licenciado castense es seguramente es uno de los pioneros del denominado teletrabajo en La Pampa. Desde el año 2005 trabaja para EnSoft Corp., una empresa estadounidense que desarrolla software, y tiene entre sus clientes a Boeing, el Ministerio de Defensa de ese país y hasta la NASA; pero también ha desarrollado trabajos para Toyota, Panasonic, Caterpillar, Suzuki, Ford y John Deere, entre otras.

«No es una empresa muy grande, porque trabajaremos alrededor de 15 personas, pero hay un chico de Palestina, otro de India y el resto son de Estados Unidos, pero también -tiempo atrás- trabajó una persona de Alemania», explicó. «Aunque ahora, por la pandemia, todos trabajan desde sus casas, y mantenemos reuniones por internet», agregó.

¿DE QUE TRABAJAS?

Ferrero risueñamente relató que hace una década y media resultaba difícil para muchos castenses entender que trabajaba en una empresa de Estados Unidos. Lo veían diariamente recorrer las calles castenses, y -quizás prejuiciosamente- les resultaba extraño.

«Era difícil explicar de qué trabajaba. E incluso hasta mi hija, en algún momento tuvo que hacer un trabajo para la escuela, y me preguntó en qué trabajaba. Hace 15 años no era fácil entender esto de intenet y la globalización», explicó -sonriendo- el entrevistado.

Resaltó el desarrollo que tuvo el teletrabajo en los últimos años, hasta convertirlo «en algo habitual» que ha facilitado notablemente incluso mejorar la calidad de las personas.

Antiguamente estaba vinculado solamente al mundo de la tecnología, pero hoy se hacen hasta operaciones en personas con un robot en un quirófano y el médico lo maneja remotamente, y así fue avanzando esta posibilidad», destacó.

COMIENZOS

El castense Sergio Ferrero se recibió de licenciado en Ciencias de la Computación en la Universidad de San Luis (UNSL) en el año 2000, con un puntaje de 8,54 que lo convirtió en el mejor promedio de su promoción.

Además, estudió Programador Superior en la UNSL, donde también -con 8,6- fue el mejor alumno de la promoción. Y después entre 2002 y 2004 curso el Master in Computer Science en la Iowa State University en Estados Unidos, donde egresó con un promedio de 3,74 sobre 4.

Allá la tesis se la dirigió el reconocido profesor Suraj Kothari, quien además en 2002 fundó la empresa EnSoft Corp, para abordar la complejidad del sistema de software. Y cuando finalizó el estudio, lo convocó para que trabaje en su empresa.

Ferrero y su familia regresaron a Argentina un año después, pero continuó trabajando para esta compañía. «Cuando volvimos a Argentina inicialmente nos instalamos en Santa Rosa porque en Eduardo Castex no teníamos un buen servicio de internet para desarrollar la actividad, y después cuando mejoró la calidad del servicio nos vinimos para acá», recordó.

«En los últimos días noté nuevamente diferencias en el servicio de internet, anda más lenta porque hay mucho consumo» por la cuarentena obligatoria establecida por la pandemia del coronavirus, reconoce Ferrero.

TRABAJOS Y CLIENTES

El profesor Suraj Kothari en 2000 comenzó una investigación relacionada con la resonancia magnética, pero los medios yanquis aseguran que «ama tanto sus investigación como sus alumnos y los recuerdos que tiene de ellos a lo largo de los años». Actualmente encuentra trabajando en ciberseguridad. En el sitio web de la empresa, se indica que apuestan a «la inteligencia humana combinada con herramientas poderosas» porque «es la clave para abordar la complejidad».

«Hoy en día, nuestros productos y servicios son utilizados por más de 350 compañías en todo el mundo, incluidas las principales compañías automotrices, aeroespaciales y de defensa en Norteamérica, Europa y Asia», destacan.

«Nosotros desarrollamos y vendemos dos programas y hacemos mantenimiento y trabajamos para muchos clientes. La empresa tiene contratos con el gobierno (de Estados Unidos) para investigación», explicó el castense Sergio Ferrero.

«Uno de los programa que trabaje inicialmente fue el estudio de análisis de código que controlaba el piloto automático de los aviones Boeing, donde lo que se hizo fue un análisis de código para asegurarnos que un código que después va a correr una computadora que controla el piloto automático no tenga errores, porque si tiene un error puede generar una tragedia», agregó.

Después tenemos contratos con el Ministerio de Defensa, la NASA, mucho en aeronáutica y automotriz», expresó.

TIEMPOS E IMPUESTOS

Ferrero indicó que está acostumbrado a trabajar desde su casa, pero reconoce que esto tiene «ventajas y desventajas». Incluso destaca que cuando viaja a la sede de la empresa en Estados Unidos, personalmente se siente «menos productivo».

«Me cuesta más concentrarme, porque llega un compañero lo saludas, pasa otro y te convoca a una reunión, y se hace más dificultoso poder concentrarte en el trabajo», relata. O recuerda, que cuando los hijos eran más chicos, tenía ciertas dificultades. «Hoy es más sencillo porque saben que tengo una reunión en la empresa o una videoconferencia con clientes, y no tienen que hacer ruidos o se juntan con los amigos en el patio», detalló.

-El actual gobierno tomó medidas económicas para quienes trabajan con empresas del exterior.

-Desde 2005 hasta ahora hubo distintos altibajos (económicos). Siempre es más rentable trabajar en una empresa de afuera. Incluso, hay personas que prefieren ganar menos, con tal de trabajar desde su casa. Este sistema de trabajo se debería incentivar y no cargarlo tanto con impuestos, porque es un ingreso de dólares genuinos sin gastos, porque nosotros aportamos conocimiento.

Comentarios

Comentarios