VN logró destapar una alcantarilla en el alteo de la ruta 35 entre Castex y Winifreda

Los operarios del Distrito 21 de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) ayer lograron destapar una de las alcantarillas del alteo ubicado en el kilómetro 387 de la ruta nacional 35, entre las localidades de Eduardo Castex y Winifreda. Los trabajos se pudieron ejecutar sin necesidad de cortar el tránsito, y ahora el agua escurrirá por el cauce natural desde el cuenco oeste hacia el espejo de agua ubicado en el sector este. La segunda alcantarilla se tratará de abrir cuando se levante la cuarentena obligatoria para evitar la proliferación del coronavirus, indicaron fuentes consultadas.



Banco de La Pampa

Las tareas de los empleados del organismo nacional de vialidad se desarrollaron durante las últimas semanas, dado que las lluvias amenazaban con desbordar la laguna del cardinal oeste, dado que no había circulación hacia el sector opuesto, porque cuando la administración macrista construyó el alteo tapó -¿o no destapó?- las dos alcantarillas que permiten el escurrimiento por debajo de la ruta nacional 35.

BOMBEO HACIA EL ESTE

El legislador provincial Julio González trasladó las inquietudes -en dos oportunidades- a las autoridades de la delegación pampeana de la Dirección Nacional de Vialidad. Además colocaron bombas arroceras para descomprimir el cuenco porque corría riesgos que atravesar el pavimento.
«Inicialmente se hicieron trabajos de bombeo para evitar que la situación empeore, pero no podíamos exponer a los operarios demasiado en campo» por la cuarentena obligatoria dispuesta por el Gobierno nacional en la lucha contra el Covid-19, explicó el jefe del Distrito 21 de la DNV, Martín Izaguirre, en una comunicación telefónica con Radio DON de esta localidad.
El entrevistado explicó que inicialmente se hizo la limpieza de las cabeceras de una alcantarilla, para después proceder a destapar el ducto para que fluya el agua. El trabajo se realizó desde arriba de la calzada, para proceder a una solución rápida sin necesidad de cortar el tránsito.

-Izaguirre, ¿por qué se taparon esas alcantarillas?

-Esas alcantarillas están tapadas desde hace mucho tiempo. No sabemos si se taparon cuando se hizo el alteo o antes, porque los problemas surgieron después. Hay dos alcantarillas bajo ese alteo. Nuestro deber es tratar que ese sistema hidráulico funcione, y mantener la transitabilidad segura sobre la calzada.

-¿Destapar las alcantarillas solucionará el problema? o ¿serán necesarias más alcantarillas para evitar problemas futuros?

-Sí, por supuesto. Si hacemos funcionar las alcantarillas, el agua correrá y mejorará la situación, porque el cuenco oeste tiene un nivel alto de agua, pero es muy chico con respecto al cuenco este. La situación crítica cambiará muy rápido porque fluirá el agua.

-Más allá que se hayan tapado cuando se hizo el alteo o no se hayan destapado cuando hicieron esa obra, para ilógico que se dejen tapadas las alcantarillas porque en algún momento iba a ocurrir esta situación.

-Sí, por supuesto. Con ese alteo y el de Embajador Martini hubo una situación muy particular. No tuvimos ningún tipo de presupuesto para ejecutar las obras de alteo. Si después hubo una obra de ejecución de microaglomerado superficial para terminar la capa de rodamiento. Pero, ambos alteos en sí, se hicieron por administración, con recursos propios, con agua arriba de la calzada. En ese alteo del kilómetro 387 había más de un metro de agua sobre la calzada, cuando fuimos a trabajar, porque yo estaba a cargo de la Dirección Conservación y logramos dar transitabilidad dos meses después de iniciados los trabajos.

Comentarios

Comentarios