Florencia Kirchner rompió el silencio: Habló del ensañamiento judicial y su estado de salud

De regreso de Cuba y finalizada la cuarentena obligatoria a la que debió someterse por venir del exterior, Florencia Kirchner hizo sus primeras declaraciones y se refirió a la persecución judicial en su contra. “Había dos jueces haciendo conmigo lo que querían. Eso es lo que me enfermó a mí”, afirmó.

Florencia Kirchner volvió a la Argentina el pasado 19 de marzo junto a su madre Cristina, tras una estadía de más de un año en Cuba. Allí había viajado para participar de un congreso de cine y debió quedarse para someterse a un largo tratamiento médico luego de que le diagnosticaran un trastorno de estrés postraumático y un linfedema ligero de miembros inferiores.

Desde un comienzo la expresidenta atribuyó la enfermedad de su hija a la persecución judicial y mediática de la cual fueron objeto durante el gobierno de Mauricio Macri. Lo mismo señaló la propia Florencia al romper su silencio a través de las redes sociales.

“Lo que pasó en estos últimos tres o cuatro años, más o menos desde julio del 2016, fue una cosa que nunca había visto ni siquiera en otra persona «, describió ahora por radio. La hija de Cristina y Néstor Kirchner señaló que tras la llegada del macrismo al gobierno “empezó a haber un ensañamiento judicial conmigo, en donde me mandaban la policía a mi casa, en donde parecía que todos los días iba a pasar algo: tenía dos jueces haciendo absolutamente lo que querían y eso me enfermó a mí».

«Obvio que lo mediático sumó un montón, pero no era como antes que solamente sacaban una nota», señaló también Florencia. Al repecto subrayó que primero la «mostraban como una ‘tilinga’ y de golpe era una mente maestra» y remarcó la diferencia de la cobertura mediática que hacían con su hermano Máximo: «Había veces que teníamos que ir a Comodoro Py y a él no le mandaban la prensa a la casa: me la mandaban a mí y yo tenía cinco cámaras abajo».

«Cuando te persiguen políticamente, nadie te quiere cerca, nadie quiere trabajar con vos y, como no se podía hacer nada, tenía períodos de depresión, hasta que me empezó a hablar físicamente el cuerpo, haciendo una somatización», relató Florencia Kirchner en FutuRock, además de revelar que estuvo “seis meses sin salir a la calle” y que le “costó volver a hacerlo” porque le daba “mucho miedo”. 

«El ensañamiento que había conmigo me tenía muy bloqueada, y así estuve la primera parte del tiempo en Cuba», contó y aseguró: «Ahora estoy mejor, pero tengo mis días. Deprimida ya no estoy, todavía estoy cerrando algunas cosas, pero deprimida ya no estoy”.

Florencia Kirchner relató que, durante esta etapa, «no quería saber nada de la Argentina», por lo que se enteró de la candidatura presidencial de Alberto Fernández «como todo el mundo, por el Facebook», y reveló que estaba «medio molesta» con su madre y «no estaba hablando por esos días», por lo que le mandó «un mensajito mediante otra persona».

«El día que ganó Alberto me emocioné mucho, hablé con mi hermano, y me sorprendió también porque había estado tan desconectada que no entendía bien lo que iba a pasar», agregó.

Comentarios

Comentarios