EEUU pasó a ser el país con más muertes a causa del coronavirus en el mundo

La cifra ascendió a los 20.000 fallecidos y más de medio millón de contagios. Ambas cifras ubican a la primera potencia mundial como foco central de la pandemia global.



Banco de La Pampa

Envuelto en una polémica que arrastra a las dos principales autoridades de la devastada Nueva York, Estados Unidos se convirtió hoy en el país con mayor cantidad de muertes causadas por el coronavirus Covid-19 superando la cifra de 20.000 fallecidos y más de medio millón de contagios, según los últimos datos de la Universidad de Johns Hopkins.

De esa forma, la primera potencia mundial se ubica como foco central de la pandemia global tanto por muertos como por contagiados por delante de Italia, donde fallecieron 19.468 personas y hay 152.271 personas contagiadas, y España, con 16.353 muertes y 161.852 positivos.

Pese a las alarmantes cifras de muertos y contagiados, el presidente Donald Trump se mostró optimista sobre la reactivación de la economía, a punto tal que hasta hace poco quería que el país volviera a la normalidad el lunes próximo, 12 de abril, aunque luego aceptó que sería necesario esperar al menos hasta el 1 de mayo.

“LO CONSTRUIREMOS OTRA VEZ!”, exclamó el mandatario esta tarde con su particular estilo cuando acude a la red social Twitter para volcar algún comentario, en medio de mensajes referidos a diversos actores de la vida política de Estados Unidos, en especial a sus opositores demócratas, a quienes desacredita junto con varios medios de comunicación.

Para poder reanudar la actividad económica a comienzos de mayo, el mandatario creó un grupo de trabajo con ese objetivo específico.

Ayer, en una conferencia de prensa, Trump pidió esperar a ver el desarrollo del virus en las próximas semanas y prometió que escuchará «con mucha atención» a sus asesores en temas de salud pública, aunque volvió a insistir en las ventajas de acabar con el paro económico cuanto antes, consignó la agencia de noticias EFE.

«Tendré que tomar una decisión, y solo le pido a Dios que sea la decisión correcta, pero diría sin lugar a dudas que es la decisión más importante que he tenido que tomar», admitió.

A nivel federal, la Casa Blanca había estimado que el coronavirus podría dejar entre 100.000 y 240.000 muertos, pero esta semana redujo esa proyección hasta dejarla en 60.000.

En total, 42 de los 50 estados del país, además de Puerto Rico y el Distrito de Columbia, emitieron decretos para obligar a sus ciudadanos a quedarse en casa, lo que supone que aproximadamente 95% de la población estadounidense (unos 316 millones de personas) se encuentran recluidos.

El Covid-19 causó desde su aparición a fines de 2019 la muerte de 107.775 personas en todo el mundo hasta esta tarde, según la Universidad de Johns Hopkins en su registro en línea.

Según la misma fuente, el total de infectados en todo el planeta es de 1.760.978, y los pacientes recuperados suman 396.693.

En el día en que Estados Unidos llegó al triste primer puesto en cantidad de muertos en todo el mundo, los neoyorquinos –el estado más castigado por la pandemia- debieron asistir a una polémica pública entre el gobernador del estado, Andrew Cuomo, y el alcalde de la ciudad, su correligionario demócrata Bill de Blasio, acerca de cuándo se retomarán las clases escolares.

De Blasio anunció hoy el cierre de los colegios públicos de la ciudad durante el resto del año escolar -es decir, hasta mitad de 2020- para sostener el distanciamiento social y vencer al coronavirus, que causó ya más de 5.800 muertes en la Gran Manzana, pero luego Cuomo rechazó la medida y dijo que esa es una decisión que debe tomar él.

«No es una decisión fácil ni satisfactoria para los que hemos estado haciendo esfuerzos para que nuestros niños consigan la mejor educación posible», afirmó De Blasio sobre los colegios, adonde asisten 1,1 millones de estudiantes y que estan cerrados desde el 15 de marzo.

El ciclo lectivo en el estado de Nueva York termina en junio y el alcalde agregó que la ciudad trabajará con los padres para reabrir los colegios públicos en septiembre, cuando recomienzan cada año las clases.

Luego de que la decisión de De Blasio diera la vuelta al mundo, Cuomo rechazó el cierre de colegios públicos de la Gran Manzana durante el resto del curso escolar y aseguró que, legalmente, esa es una decisión que debe tomar él, consignó EFE.

«Es mi autoridad legal tomar una decisión así», afirmó Cuomo en una rueda de prensa ofrecida dos horas después del anuncio de De Blasio.

Cuomo, que gobierna toda la región del estado de Nueva York, donde está ubicada la ciudad de Nueva York, aseguró que, de tomarse esa decisión, se hará de manera coordinada para toda la zona, y no sólo para la metrópolis, como ya se hizo cuando se anunció el cierre temporal de los colegios el pasado 15 de marzo como consecuencia de la propagación del coronavirus.

«Cuando los cerramos entonces, se cerraron en todo el estado, no sólo en la ciudad», declaró el gobernador en lo que supone un nuevo enfrentamiento público entre los máximos mandatarios del estado y de la metrópolis de Nueva York, que no gozan de una buena relación desde hace años.

En La Pampa no se habilitan nuevas excepciones a la cuarentena obligatoria

Comentarios

Comentarios