En Ingeniero Luiggi, fabrican alcohol en gel para las familias carenciadas

La analista y profesora de Química Florencia Sequeira y la licenciada en Enfermería Mariana Garay fabricaron 200 potes de 250 gramos de alcohol en gel, que ahora serán entregados -con otras asistencias municipales- a las familias de bajo recursos de Ingeniero Luiggi. Utilizaron una fórmula siguiendo los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y destacaron que obtuvieron una producción «de alta calidad», que comparada con el producto de una reconocida marca comercial «alcanzó mayor tiempo de acción en las manos» de las personas. «Con el dinero que nosotros invertimos en reactivos para hacer los potes de alcohol en gel para 300 personas, el municipio hubiera comprado alcohol en gel comercial para 80 personas», destacó la química Florencia Sequeira en una comunicación en Radio DON 101.5 Mhz.

«Nosotros trabajamos para la gente que no puede comprar el alcohol en gel, porque todos nos merecemos tener un desinfectante en estos momentos. Antes un pote salía 120 pesos, y ahora hay gente que no puede pagar 600 pesos por un pote para desinfectar a su familia. Con saber que llega una unidad a alguien que no puede comprarlo, ya estamos realizadas. No podía quedarme durmiendo en mi casa, sabiendo que se hacer el alcohol en gel, no era justo y no me lo podía perdonar», señaló la profesional.

La propuesta

Florencia Sequeira terminó la carrera en la Universidad Nacional de San Luis y se encontraba buscando trabajo cuando comenzó a surgir la problemática de la pandemia del Covid-19. Y optó por regresar a Ingeniero Luiggi para atravesar la cuarentena con su familia. Mientras que la licenciada en Enfermería, Mariana Garay, ya estaba trabajando en la municipalidad local, realizando tareas sanitarias.

Sequeira se enteró que Garay integraba el Comité de Emergencia del Covid-19, donde se definen las políticas de trabajo comunal en estos momentos de pandemia mundial. Y le propuso «armar un proyecto» para presentar a la intendenta Patricia Lavín, para fabricar alcohol en gel para las familias carenciadas. La jefa comunal norteña rápidamente aprobó la iniciativa por dos factores fundamentales: hay escasez del producto y el costo se elevó a tal punto que se constituye en un condicionante para muchos vecinos.

Sequeira y Garay empezaron a investigar para alcanzar una producción «de calidad». Y se basaron en fundamentos de la OMS. «No inventamos nada raro», destacó Sequiera. «Fabricamos con los reactivos alternativos que pudimos conseguir, que también cumplen con las condiciones establecidas por la OMS. Tenemos tres fórmulas para adaptarnos a lo que podemos conseguir y hoy tuvimos que parar la producción porque nos quedamos sin alcohol», relató la entrevistada.

Controles y trabajo

«La semana pasada comenzamos con la fabricación, trabajando cinco horas por la mañana y cinco horas por la tarde y recién esta semana pudimos entregar las primeras unidades. Lleva bastante tiempo de trabajo. Inicialmente realizamos testeos con el personal policial para garantizarnos que fuera un buen producto, que estuviera bien fabricado y no tuviera reacciones adversas. Pero, cumple con todos los rangos establecidos por Anmat», indicó.

La producción ahora la entregarán desde el municipio luiggense a las familias que reciben asistencia social municipal, provincial o nacional. «Acá no son culpables los vendedores, sino los proveedores que han subido mucho los precios. Si hay alcohol en gel, no alcanza para todos. Y como no todos lo pueden comprar, el objetivo es que las personas de bajos recursos también puedan acceder al alcohol en gel», sostuvo.

-Sequeira, ¿cómo consiguieron los materiales y elementos para comenzar con la fabricación que financiará el municipio de Ingeniero Luiggi?

-Nos ayudó mucho Juan Agradi porque nos facilitó el contacto con las droguerías, porque nadie nos atendía el teléfono. Y nos consiguió la ropa, barbijos, el material para trabajar. Tuvimos ayuda del municipio y de gente del pueblo.

-¿Cuándo se ahorra el municipio entregando este desinfectante a las familias carentes de recursos económicos?

-Sacamos la cuenta, porque hicimos un presupuesto para fabricar alcohol en gel para 300 personas. Con el dinero que nosotros invertimos, calculamos que alcanzaría para comprar alcohol en gel comercial solo para 80 personas. Es un ahorro muy significativo. Y comparamos el tiempo de acción con otro de marca comercial reconocida y logramos un alcohol que tiene más tiempo de duración en las manos, así que estamos muy felices con los resultados alcanzados.

-En las redes sociales se comparten fórmulas para fabricar alcohol en gel casero. ¿Esas fórmulas son efectivas como desinfectante?

-Mi opinión es que se debe tener mucho respeto por las fórmulas. Tenemos que saber que estamos haciendo. Pero tengo que ver que formula voy a aplicar para fabricar un producto, porque si tengo el gel no necesito la glicerina, porque arruinas la propiedad del alcohol para desinfectar. Ahí te puede quedar un alcohol en gel muy bonito, pero no es desinfectante. Ahí estás perdiendo plata y gastando tiempo. Nosotros por eso nos basamos en los lineamientos de la OMS, porque son seguras. Después, en Youtube encontrás muchas recetas para fabricar alcohol en gel, pero no significa que sean efectivas.

Comentarios

Comentarios