Coronavirus: El gobierno de La Pampa recomendó el uso complementario de “tapabocas”

En el marco de acciones preventivas para evitar el contagio de Covid -19, el gobierno de La Pampa recomendó el uso complementario de elementos que cubran la nariz y boca. Además, se prohibió la comercialización de los barbijos N° 95 a quienes no acrediten ser profesionales o personal de salud, además de las personas jurídicas que no acrediten la prestación de este servicio.  

Como medida complementaria al aislamiento social preventivo y obligatorio, se recomienda la utilización de los comúnmente llamados “tapaboca” para el ingreso y/o permanencia en locales comerciales, en dependencias de atención al público y en medios de transporte público, además de otros ámbitos de circulación pasibles de circulación del virus.

Coronavirus: La Pampa continúa sin nuevos casos y sumó nuevos síntomas para definir casos sospechosos

El decreto subraya que el distanciamiento social complementado con un correcto lavado e higiene de manos y la utilización de alcohol en gel y alcohol al 70%, constituyen la principal medida de protección ante la pandemia.

Tomando como base esas medidas de profilaxis imprescindibles y con el objetivo de sumar nuevas barreras al avance del virus, el gobernador Sergio Ziliotto, a través del decreto 723, incorporó los cobertores de boca y nariz como una medida de salud pública voluntaria adicional.

Se tuvo en cuenta que una de las principales características del virus es su alta capacidad de transmisión y contagio, y particularmente, que puede estar presente en personas que no presenten síntoma alguno de la enfermedad, lo que torna dificultosa su detección y contribuye a su propagación.

COMO USARLO

A los efectos que los cobertores de boca y nariz puedan usarse como una medida de salud pública voluntaria y adicional a las principales medidas de distanciamiento, se elaboró un protocolo con recomendaciones para que su utilización sea efectiva.

En principio se recomienda lavar las manos con agua y jabón o desinfectante a base de alcohol antes de manipular y colocar el tapaboca, que deberá cubrir la boca y la nariz, procurando que haya espacios entre la cara y la máscara.

Se aconseja no tocarlo mientras está colocado y en caso de hacerlo lavar inmediatamente las manos, además de sugerirse el cambio del cobertor cuando esté húmedo o visiblemente sucio.
Se encomienda retirarlo teniendo la precaución de no tocarse los ojos, la nariz o la boca y lavar el tapaboca en forma manual o en lavarropa.

De no ser posible colocarlo en un recipiente cerrado.
El protocolo elaborado por el Gobierno provincial cuenta además con un anexo donde se sugiere una metodología de confección casera del tapaboca.

Para visualizar y descargar la versión digital del decreto gubernamental, los interesados pueden acceder en este link

 

Comentarios

Comentarios