Cuatro argentinos recibirán un trasplante de medula ósea con donantes extranjeros

Células de donantes provenientes de Israel, Brasil y Alemania que beneficiarán a cuatro personas que esperan un trasplante de médula ósea llegaron finalmente al país en los últimos días, luego de que se pudiera destrabar su traslado, dificultado por la pandemia de coronavirus.

Así lo informó hoy el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai), que dio cuenta del arribo, concretado en distintas fases, que se terminaron de completar este jueves.

Coronavirus: González García anunció que comenzarán a hacer tests rápidos a la población para detectar asintomáticos

La llegada en etapas del material de los donantes comenzó el 16 de abril pasado, con el arribo de células progenitoras hematopoyéticas (CPH) -conocido como trasplante de médula ósea- provenientes de Israel.

En tanto, al día siguiente, llegaron células de donantes brasileños, según detalló el informe oficial.

Por último, hoy se recibió un envío de células de Alemania, que beneficiará a dos pacientes que esperan un trasplante.

Las personas que recibirán estas células padecen enfermedades hematológicas que sólo pueden ser tratadas mediante un trasplante.Se trata de casos en los que no cuentan con un donante compatible en su grupo familiar, lo que sucede en el 75 por ciento de las oportunidades.Es por ello que se debe recurrir fuera del círculo familiar, algo que se realiza a través de los registros de donantes del mundo.

Si bien se trata de un procedimiento habitual, la pandemia del coronavirus y las consecuentes restricciones para los viajes y traslados complicaron el procedimiento y derivaron en gestiones que, finalmente, permitieron concretar el envío.

Desde la aplicación de las medidas de distanciamiento social, «la decisión político-sanitaria del Ministerio de Salud de la Nación a través del Incucai es seguir sosteniendo la operatividad de los programas de procuración y trasplante de órganos, tejidos y células con el objetivo de brindarle una respuesta a todos los pacientes que esperan», resaltó el organismo.

Estos cuatro trasplantes CPH que se realizarán con donantes del exterior se suman a los 22 de este tipo realizados en lo que va de 2020.Asimismo, durante este año hubo 21 donantes de CPH provenientes del registro nacional: 9 fueron para pacientes argentinos y 12 para pacientes extranjeros.

Habitualmente, el traslado de células de donantes del extranjero se realiza en vuelos de pasajeros con la participación de personal especializado.No obstante, en esta ocasión, «se optó por la alternativa de que pilotos y tripulación de algunos vuelos de carga pudieran traer consigo las células, en una modalidad llamada care of crew (al cuidado del personal de la tripulación).», añadió.

La otra modalidad «que se está llevando a cabo es la criopreservación en la que se congelan las células con una solución especial a -196° y se transportan en tanques con nitrógeno líquido, que aseguran mantener la temperatura de transporte, lo que se hace también en vuelos de carga, con todos los cuidados especiales requeridos».

Además, el Incucai recordó que «desde que en 2003 la cartera sanitaria -a cargo aquel entonces del ministro Ginés González García- impulsara la creación del Registro Nacional de Células Progenitoras Hematopoyéticas del Incucai, el sistema de salud garantiza que todo paciente argentino con indicación de trasplante pueda ser tratado en nuestro país sin necesidad de viajar al exterior».

A partir de esa fecha se posibilitó que 1.203 pacientes que no tenían un donante compatible en su grupo familiar accedan a un trasplante de médula ósea con donante no emparentado, período en el que el registro aportó 231 donantes de médula ósea, 140 para pacientes argentinos y 91 para pacientes del extranjero, detalló el organismo.

 

Comentarios

Comentarios