Los hospitales modulares de Santa Rosa y General Pico sumarán más de un centenar de camas

Desde la Subsecretaría de Salud del Ministerio de Salud de la Provincia se informó que con la instalación de los módulos se dispondrá, en caso de tener que dar respuesta calificada a internaciones por COVID-19, de otras 102 camas a las ya disponibles.  

El ministerio de Salud de La Pampa continúa con su estrategia de prevenir la posible internación de pacientes con COVID-19 y en ese trayecto sumando recursos en los mayores centros sanitarios de la Provincia.

Las obras en el Hospital Gobernador Centeno de General Pico y el Hospital Lucio Molas, ante el contexto de orden mundial y nacional, requieren estar preparados de la mejor manera para enfrentar las posibles contingencias.

La preparación de La Pampa contra la pandemia incluyó el alistamiento en los nosocomios, de 36 hospitales modulares entre la ciudad capital y la norteña, sumando en caso de ser necesario un total de 102 camas (58 en Santa Rosa y 44 en General Pico) para la atención exclusiva de pacientes con COVID-19. 

HOSPITALES MODULARES

En la construcción e instalación de los hospitales modulares trabajan en forma directa empresas y servicios pampeanos, lo cual no resulta un hecho menor habida cuenta de los altos estándares de calidad y prestación alcanzados en ambas cuestiones.

General Pico, sumará 44 camas a las que ya tenía, 7 de ellas factibles de ser utilizadas para terapia intensiva y con espacio para incorporar una cantidad similar para casos excepcionales.  

Se trata de módulos diseñados y preparados para tener un hospital a escala, con lugares intermedios y otros que pueden ser usados como terapia, módulos de enfermería, control de cámaras, grupos electrógenos, centros de gases, módulos de máquinas, etc.

En tanto, los contenedores instalados en el Hospital Lucio Molas dispondrán de 58 camas, preparados con un trabajo en conjunto de todas las áreas de Gobierno.

 
TRABAJOS EN TIEMPO RÉCORD

Pasó solo un mes desde la firma del contrato con las firmas proveedoras hasta el día de la fecha en que se observan casi culminados los trabajos que comprenden, además de la estructura, instalación de gases y equipos de grupos electrógenos.

La diligencia dejó al descubierto la excelente sinergia entre funcionarios y personal de la Administración Provincial de Energía, de la Subsecretaría de Hidrocarburos, del Ministerio de Conectividad y Modernización, de Obras y Servicios Públicos y de la Secretaría General de Gobierno, entre otras.

Si bien el pensamiento generalizado es coincidente en que se trata de una medida extrema y que se espera no llegar a utilizarla, la decisión va en línea con una mirada global de lo que acontece en el resto del mundo y, en ese marco, La Pampa tiene que estar preparada.

Este paso dejará como saldo la sumatoria de más de un centenar de camas, además de las 36 que se sumaron en el edificio del ex Centro de Medicina Nuclear ubicado en Santa Rosa y varias camas más de terapia intensiva en General Pico.

Los trabajos se afianzaron y a unos 20 días que se estima la culminación, ya se instalaron los módulos con recursos tecnológicos para las salas de mediana y alta complejidad y siete del mismo nivel en la ciudad de General Pico y de Santa Rosa.

Comentarios

Comentarios