Formalizaron al organizador de una fiesta clandestina en Santa Rosa: El acusado se negó a declarar

Guillermo Gastón Lett fue formalizado hoy en orden a los delitos previstos en los artículos 205 y 239 del Código Penal, por la fiesta que se realizó el domingo a la madrugada en su domicilio particular, ubicado en avenida Perón al 1700, en Santa Rosa.



Banco de La Pampa

 





La audiencia estuvo presidida por el juez de control, Gabriel Tedín, y el Ministerio Público, a través del fiscal general Máximo Paulucci y la fiscala Natalia Urruti,  pidió que el imputado –de 36 años y que en la declaración de imputado dijo estar desocupado– sea investigado por ambos delitos. Los defensores particulares de Lett fueron Leonardo Villalva y María Andrea Portillo. En la audiencia, Lett se acogió al derecho de no hablar.

Allanaron una fiesta clandestina en Santa Rosa: Iniciaron causas judiciales a 81 personas

El hecho por el que se lo investiga fue haber realizado en su casa el domingo 21, alrededor de las 3.20 de la madrugada, un acontecimiento social –que presumiblemente fue convocado por una red social- con la participación de al menos 83 personas. El evento se extendió hasta las 7.

Como esa actividad está absolutamente prohibida, el M.P.F. sostuvo que se violaron los protocolos sanitarios y de higiene y, además, que se incumplieron con las medidas del distanciamiento social, preventivo y obligatorio.

En ese sentido, los fiscales consideraron que Lett, con esa conducta, infringió lo dispuesto por la normativa provincial y nacional en materia sanitaria y, específicamente, lo establecido por los decretos provinciales 1186/20 y 1247/20, los cuales fueron dictados con la pretensión de evitar la introducción y propagación en La Pampa de la pandemia Covid-19.

Por ello a Lett le imputaron los citados artículos. El 205 estipula que será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia; y el 239 indica que recibirá prisión de 15 días a un año, el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones.

A su vez, Paulucci solicitó a Tedín que permita la apertura del ¡Phone que se le secuestró al imputado para conocer circunstancias anteriores y posteriores al encuentro. Los defensores lo aceptaron, pero requirieron que esa verificación se limite en el tiempo. Finalmente, el juez resolvió que el área de Telecomunicaciones de la Policía provincial busqué información en el teléfono desde que se ordenó la cuarentena en marzo.

Con ello el M.P.F. busca conocer cómo fueron convocados los asistentes a la fiesta; si a través de entradas o invitaciones, si se vendieron entradas y qué redes sociales se utilizaron.

 

Comentarios

Comentarios