Prevén que monotributistas se recategorizarán a la baja

La próxima recategorización de monotributistas que vence el 20 de julio tendrá como particularidad que dejará expuesta con toda crudeza el impacto de la pandemia sobre la facturación de miles de trabajadores independientes y emprendedores. Si bien lo habitual es que la mayoría se vea forzado a subir de categoría en función del efecto de la inflación sobre el importe de sus ventas, esta se estima que puede darse el caso a la inversa, que se vean forzados a bajar.



Banco de La Pampa

 “Claramente puede que se tengan recategorizar a la baja”, señaló a Ámbito el tributarista Ezequiel Passarelli, socio de SCI Group. “Por lo menos, en todo lo que son actividades afectadas por el covid es altamente probable”, señaló el especialista.





El régimen simplificado tiene dos recategorizaciones semestrales, una en enero y la otra en julio. Los que tienen alguna variación en la facturación deben volver a reencuadrarse, y los que no registran cambios no tienen que hacer nada.

Los contribuyentes del régimen simplificado que seguramente se verán obligados a bajar de categoría son las peluquerías, centros de estética, ventas de indumentaria, gastronomía, cultura, deporte, técnicos, producciones, músicos, artistas, entre otros que por efecto del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) no registraron prácticamente actividad.

Passarelli agregó al respecto que “todos estos sectores llevan cuatro meses de facturación cero”, de modo que es inevitable que si se mantienen operativos, en su próxima declaración ante el organismo fiscal tengan que anotarse un peldaño mas abajo.

También se pueden incluir en la lista profesionales como abogados, dentistas, contadores, productores de seguros, que si bien pueden haber sido menos afectados por las medidas, igualmente vieron mermar el ritmo de su actividad.

De acuerdo con datos de la AFIP en la Argentina hay 2,3 millones de monotributistas puros. Es decir, aquellos que trabajan absolutamente de manera independiente y no tienen otra fuente de ingreso asalariada.

De acuerdo con datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) en abril, el primer mes de cuarentena total, hubo 32.000 monotributistas que se dieron de baja. Para la categorización el contribuyente tiene que tomar la facturación del último año y ver si encuadra en algunas de las categorías por el monto de sus ventas.

 

Comentarios

Comentarios