Increíble: nacieron trigemelas idénticas en Lomas de Zamora

Las trigemelas genéticamente idénticas nacieron el 25 de julio a las 22 en la clínica IMA, de Lomas de Zamora. El parto se adelantó un mes y fue por cesárea y sin complicaciones. Este tipo de embarazos es completamente inusual y se da cada 200 millones.



Banco de La Pampa

Según contó Leonel Chainski, el orgulloso papá, el jueves por la noche estaban en su casa y “el obstetra le había pedido a Vani (Vanina Catalá Ortmann)que le mandara mensajes todos los días para tenerlo al tanto de cómo estaba. Esa noche ella le dijo que se sentía bien. Pero a los 10 minutos empezó con muchas contracciones, cada 5 minutos, durante una hora. Eso fue un síntoma de alerta para apurar la intervención».





En ese momento supieron que el parto sería inminente. «Ahí los médicos evaluaron la situación y creyeron que era conveniente hacer la cesárea el sábado. Armaron tres equipos, uno por cada bebé, y así trabajan desde ese momento», dice el padre de Juli, Delfi y Vicky a Clarín.

A las 22.02 nació Victoria, fue la primera y pesó 1,560 kg, un minuto después llegaron Julieta, con 1,630 kg; y Delfina, a las 22.05, y la que menos pesó: 1,490 kg. Las tres nenas continúan internadas por precaución en Neonatología de la clínica.

El de Vanina fue un «embarazo monocorial triamniótico» eso significa que las 3 niñas son genéticamente idénticas, explica la econgrafista que atendió el embarazo, María Inés Visco.

Lo particular de este caso es que a diferencia de la mayoría de los embarazos de trillizos, sus hijas provienen de la fecundación de un solo óvulo por un espermatozoide, lo que implica un riesgo y puede ser muy complicado.

Alguno de los problemas que pueden suceder es si los fetos comparten arterias y a uno le llega más o menos oxígeno que a los otros, o directamente por el nacimiento prematuro. Pero en el caso de Vanina no ocurrió nada de eso, lo que lo vuelve todavía más inusual.

Vanina estuvo consciente en todo el proceso y pudo ver el nacimiento de sus 3 hijas. Leonel también presenció el parto y sacó fotos del increíble momento.

«En el momento, Vanina pudo ver a todas las nena excepto a Juli que se la llevaron enseguida. Pero ahora las tres están muy bien, Vani y Juli se reunieron, tuvieron contacto y fue muy lindo porque hasta entonces ella estaba intranquila», expresa el papá de las trigemelas.

Leonel es fanático de Temperley y sus hijas ya son socias del club, que además de darles los carnets les dio la bienvenida a «las primeras trigemelas del Gasolero», a través de una comunicación oficial.

Vanina y Leonel se enteraron que iban a ser padres primerizos mientras estaban de vacaciones en Europa. Al regresar y con los primero estudios se enteraron de que sería un nacimiento múltiple y por triplicado, fruto de un embarazo natural, sin tratamientos de fertilización mediantes. Luego llegó la noticia de que se trataba de un embarazo inusual.

Comentarios

Comentarios