Dos detenidos por el incendio intencional de una tapicería en Santa Rosa

Efectivos policiales arrestaron a dos de los tres sospechosos que tiene la causa que investiga el incendio de una tapicería situada en Zona Norte, de Santa Rosa. 

Fuentes policiales confirmaron este miércoles que el trabajo se inició mediante la gestión correspondiente de la Fiscalía de turno, publicó el diario La Arena.





A partir de la orden judicial, los policías efectuaron varios allanamientos en diversos domicilios como así también tomaron los respectivos registros vehiculares.

DETENIDOS

Como consecuencia de estos procedimientos, los agentes detuvieron a dos sospechosos que tiene la causa de los tres que se investigan desde un primer momento. Hay un presunto prófugo que aún es buscado.

Los voceros de la Policía acotaron que ambos detenidos son mayores de edad y que al estar involucrados ahora deberán ser sometido a indagatoria.

Los uniformados además secuestraron «elementos tecnológicos de investigación» y otros que objetos vinculados al hecho que fueron sometidos a pericias.

EL HECHO

El personal de Bomberos de la Policía de La Pampa señaló que el incendio producido el lunes a la noche, en una tapicería de la calle Mendoza, entre Chacabuco y Pavón, habría sido intencional.

En la casa había dos niños de 12 años, haciendo la tarea, y fueron rescatados por personal policial y un vecino, que tuvieron que romper una puerta para ingresar a la vivienda.

La dueña de la tapicería, Carina Sierra, apuntó como el autor del incendio a una persona de apellido López. Además, dijo que intentó denunciar las amenazas en la Seccional Segunda, y que un oficial la desestimó.

«López le usurpa el terreno a mi suegro, que es un hombre mayor y tiene internación domiciliaria. López lo quería matar para robarle la plata y la policía ni bolilla. Los vecinos lo vieron, y tengo la filmación de que ellos vinieron en moto, me rompieron los vidrios y tiraron botellas con combustible. Fue todo intencional», aseguró la mujer.

Y agregó que «lamentablemente no tenía seguro, porque antes pagaba uno contra todo riesgo, y se me había hecho muy caro de mantener. Perdí tres máquinas industriales, otra común, herramientas, telas, sillas, hasta me mataron a mis mascotas», concluyó.

Comentarios

Comentarios