Armenia y Azerbaiyán al borde de la guerra

Armenia y Azerbaiyán se encuentran al borde de la guerra. Después de combates aislados entre fuerzas azeríes y milicias de Nagorno Karabaj, una república “de facto” habitada en su mayoría por armenios, se teme que ambos países inicien un conflicto bélico. Armenia ya declaró el estado de movilización general y la ley marcial.

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliev, aseguró que su ejército ha dado «golpes devastadores» al enemigo y prometió «vencer» en estos combates. Mientras que el presidente de Armenia, Nikol Pashinian, llamó a «estar preparados para defender la patria».





Nagorno Karabaj es una república independiente “de facto” -no está reconocida internacionalmente- y el territorio es disputados por ambas naciones. El territorio está poblado por una mayoría armenia y cuenta con el apoyo del gobierno de Pashinian.

Arayik Harutiunián, presidente de Nagorno Karabaj, declaró el estado de guerra y la movilización general para todos los varones mayores de 18 años de edad. «Siempre hemos dicho que no somos partidarios de la guerra, pero estamos preparados para ella. No hay mayor partidario de la paz que nosotros y nadie ama la paz más que nosotros. No queríamos la guerra, nos la impusieron, y estamos obligados a defender nuestra patria y nuestras familias», afirmó el mandatario.

Entre 1991 y 1994, Nagorno Karabaj fue el escenario de otra guerra entre Armenia y Azerbaiyán. El conflicto dejó 30 mil muertos y el territorio se declaró independiente, pese a no tener reconocimiento internacional. Desde entonces Azerbaiyán intenta recuperar el control de la región.

Un portavoz del ministerio de Defensa azerí anunció que el ejército de su país había conquistado este domingo seis pueblos bajo control armenio en los combates en Nagorno Karabaj. En un comunicado del ministerio azerí, informaron que lanzaron una «contraofensiva en toda la línea del frente» para «poner fin a las actividades militares de las fuerzas armadas armenias» y que hay “muertos y heridos entre los civiles y militares”.

Por su parte, el mediador público de Nagorno Karabaj afirmó que los ataques habían dejado “víctimas civiles” en la región. El ministerio de Defensa de la región informó que destruyó 4 helicópteros, 15 drones y diez tanques azeríes.

Rusia, que ha actuado como mediador entre ambos países -aunque cuenta con una base militar en Armenia-, pidió este domingo el cese de hostilidades e instó a las partes a acordar “un inmediato alto el fuego y a entablar negociaciones para estabilizar la situación». Sin embargo, Turquía -que se enfrenta al gobierno de Vladimir Putin- ha manifestado su apoyo a Azerbaiyán.

Armenia y Azerbaiyán ya se enfrentaron en julio de este año, en uno de los combates más graves desde “La Guerra de los Cuatro Días” de 2016.

Comentarios

Comentarios

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.