Empatel Sapem: En la UCR también se desató una feroz interna por un cargo en el directorio

La selección de un nombre para representar a la primera minoría en el Directorio de la Empresa Provincial de Telecomunicaciones, Empatel, puso en evidencia la fragilidad de las alianzas electorales dentro del radicalismo pampeano y amenaza con romper con la tranquilidad interna del partido. Es que un acuerdo acuñado para enfrentar al macrismo estalló por el aire cuando hubo que nominar a quien ocupará una de las sindicaturas de la compañía.

La crisis se precipitó en la tarde de ayer y tuvo como escenario el bloque de Diputados radicales en la Legislatura provincial. Según los voceros informales, había un consenso para proponer como síndico en nombre de la primera minoría a Javier Couly, un colaborador del bloque radical, cercano ahora a la alianza entre Martín Berhongaray y los hermanos Leandro e Hipólito Altolaguirre. Fue este último quien llevó su nombre a la mesa encargada de tomar una decisión, publicó el diario La Arena. 





A pesar de que en los pasillos de la Legislatura la movida ya se rumoreaba desde hace unos días, «Poli» Altolaguirre se vio sorprendido cuando apareció en danza un nombre que hasta ese momento no había sido mencionado: el de Gabriela Bruno, propuesta por el diputado Mauricio Agón, cercano al senador Juan Carlos Marino. Al igual que el legislador nacional, Bruno es oriunda de Miguel Riglos.

Puestos los dos nombres sobre la mesa, los votos que en este momento se alinean con Marino, Daniel Kroneberger y Francisco Torroba apoyaron a la contadora riglense, que logró la mayoría para resultar nominada.

INTERNISMO

Como era de esperar, la jugada abrió viejas heridas y encendió el internismo habitual del partido de Leandro Alem e Hipólito Yrigoyen.

Los conocedores de la interna deslizan que la aparición de un nombre alternativo es un pase de facturas en contra de Couly, a quien consideran un «traidor» porque militó con Torroba y ahora lo hace con el sector que lo propuso.

Lo cierto es que con la definición de ayer por la tarde, la alianza de los ex precandidatos a gobernador pampeano marcó fuerte el territorio y se dio el lujo de poner los dos nombres que corresponden a la primera minoría en la empresa estatal: Leandro Salaverry Martínez, de la línea de Daniel Kroneberger, como director titular, y Gabriela Bruno, de Marino, como síndica titular.

Lo sucedido ayer remite a lo ocurrido hace unas semanas en el seno de la Federación Pampeana de Cooperativas, cuando la elección del nombre que representará a las entidades solidarias en el Directorio de Pampetrol puso a unas cooperativas en contra de otras y evidenció algunas grietas en la dirigencia del movimiento.

DIRECTORIO

El Directorio de Empatel, según está establecido por ley, debe estar conformado por tres directores designados por el Poder Ejecutivo provincial; otro por la primera minoría de la Legislatura pampeana, mientras que el último representa a Aguas del Colorado.

En el caso de los síndicos, la primera minoría también tiene la facultad de designar uno (obviamente la Unión Cívica Radical), otro lo nombra el Poder Ejecutivo, y uno más es nominado por parte de las cooperativas.

Comentarios

Comentarios

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.