El enfermero castense Javier Piorno finalmente abandonó la UTI y ya lo atienden sus familiares

Después de 51 días, el enfermero castense Javier Piorno abandonó la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Centro Emergente de Asistencia Respiratoria (CEAR) de Santa Rosa, y lo pasaron a clínica médica. “Esta acompañado y lo cuidan sus hijos y su pareja Romi, pero yo no pude verlo porque estoy en el grupo de riesgo por la edad”, transmitió su madre, Teresa Andrada.

El enfermero terapista Javier Piorno se desempeñaba como  jefe de enfermería del Centro Emergente de Asistencia Respiratoria (CEAR) hasta que se contagió –hace más de 50 días- de coronavirus.





“Los hijos están felices porque después de más de 50 días pudieron ver al padre, y yo estoy feliz. Él todavía está en aislamiento, pero quiero agradecer muchísimo a todos los que hicieron cadenas de oraciones y se preocuparon por la salud de Javier”, relató Teresa desde Santa Rosa.

RECUPERACIÓN PROGRESIVA

En los primeros días de este mes, informamos que Javier Piorno se había despertado en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Cear de Santa Rosa, y había mejorado sus condiciones físicas y se previa el traspaso a una cama de sala intermedia. Pero, en las horas sucesivas hubo un retroceso, o mínimamente estancamiento, por lo cual nuevamente generó preocupación en los equipos médicos.

Ahora, hace algunas jornadas que está estabilizado. El jueves “lo pararon un ratito y en ya no tiene oxígeno”, destacaron los familiares. “Tiene dos kinesiólogos. Lo sientan en la cama y responde muy bien. Y ya va a empezar con una fonoaudióloga”, relataron fuentes familiares.  “Creemos, y estamos convencidos, que lo peor ya pasó y ahora es cuestión de tiempo para que pueda mejorar y recuperarse plenamente”, destacaron.

Comentarios

Comentarios

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.