La visita de Leopoldo Luque para el centenario de Castex: Habló de la dictadura, el Mundial 78 y la muerte de su hermano

El delantero campeón del Mundial 1978, Leopoldo Jacinto Luque, estuvo en los festejos del centenario de Eduardo Castex. Hoy falleció, a los 71 años, en la Clínica de Cuyo, donde se encontraba internado desde que contrajo coronavirus. En su visita a esta localidad –en setiembre de 2008- realizó fuentes declaraciones sobre la dictadura, algunos compañeros de la Selección Argentina Y recordó el fallecimiento de su hermano durante el desarrollo del Mundial de 1978. “Molesta que digan que fuimos el equipo de la dictadura, nosotros fuimos campeones durante un gobierno militar», respondió al cronista de Radio DON 101.4 Mhz, en la conferencia de prensa que se realizó en el Salón Expresarte.

El delantero del seleccionado argentino campeón del Mundial 1978, Leopoldo Jacinto Luque, desmintió que el defensor Daniel Tarantini se haya agarrado un testículo cuando ingresaron Massera, Agosti y Videla en el vestuario del Monumental de Nuñez; y desmintió que haya insultado a los genocidas tras convertir un gol a Perú en esa polémica goleada del campeonato mundial.





«Es mentira que ingresó al vestuario Videla y Tarantini se agarró un testículo. Tarantini es un mentiroso y se lo dije en la cara. Es un mentiroso, un atrevido y un cholulo, que como no tiene prensa, dice cualquier cosa para salir en una nota», dijo Luque. Y agregó: «Tarantini es el menos indicado en hablar, porque en ese momento tenía 21 años y lo único que le preocupaba eran los rulitos, la carita y las minitas o la ‘Patita’ Villanueva. Tarantini no se preocupaba ni por su madre y sus hermanas que vivían en Ezeiza y no las visitaba nunca. Así que difícilmente se preocuparía por el país o los desaparecidos, pero ahora habla para tener prensa», disparó Luque.

Luque visitó Eduardo Castex para participar de los actos del centenario de la fundación de esta localidad, y el domingo entregó recordatorios en «Los partidos del siglo» entre equipos de Racing Club y Estudiantil de las ultimas tres décadas.

– Tarantini ha hecho algunas declaraciones dando a entender que los integrantes de la selección nacional tenían cierto conocimiento de los hechos sangrientos que cometía la dictadura militar mientras la sociedad estaba distraída por la disputa del Mundial de fútbol.

– También dice que cuando le hizo el gol a Perú puteaba (a las autoridades de la dictadura), pero yo fui uno de los primeros que llega a saludarlo en el gol. Y miré a quién insultaba y eran un grupo de brasileños que estaban en la platea con camisetas de Brasil y banderas de Perú. A esos insultaba Tarantini y ahora dice que estaba insultando a estos tres tipos. Te cuento, dos veces entraron Massera, Agosti y Videla al vestuario. Una vez cuando le ganamos a Perú y desde la puerta nos felicitaron. Nosotros estábamos festejando y cuando entraron se hizo un silencio porque eran las autoridades del momento, como si hoy entrara al vestuario la presidenta de la Nación (Cristina Fernández de Kirchner). Nosotros no sabíamos nada (lo que ocurría fuera de la concentración).

– Ese equipo campeón del mundo nunca se pudo sacar el rótulo del equipo de la dictadura. ¿Eso los molesta o menoscaba el logro?

– Molesta que nos digan que fuimos el equipo de la dictadura, pero nosotros fuimos campeones durante un gobierno militar. Con Perú, jugamos bien. A mí nunca nadie me dijo que me tirara en el área o algo así, porque los peruanos nos pegaron unas patadas bárbaras. Los dictadores estos no compraron los partidos, ni le dijeron a los peruanos que pegaran en el palo o al holandés que pegara un tiro en el palo cuando faltaban tres minutos. Si eso hubiera ocurrido hoy estarían hablando con un subcampeón. A mi un grupo de madres de Plaza de Mayo me hizo un reconocimiento por nuestra actuación y fui porque no tengo que dar explicaciones o pedir perdón a nadie, porque nosotros éramos solamente futbolistas.

EL ACCIDENTE DEL HERMANO

Luque dijo que «no sabía que había muerto mi hermano» cuando disputó el partido frente a Francia en el Mundial 78. «No jugué sabiendo que mi hermano había tenido un accidente, porque a mí nadie me avisó nada. Es más, me enojé porque no me avisaron nada. En ese partido me lesiono y cuando salgo rumbo a la clínica veo a mi familia y pensé que habían venido por mi lesión. Pero, en realidad me venían a avisar del accidente de mi hermano. Me fui con ellos y no quería jugar más. Pero, mis padres me pidieron que volviera y me llevaron a la concentración», dijo Luque.

El ex delantero sostuvo que en ese torneo «tuve sensaciones muy encontradas y pensé en abandonar cuando me informaron el accidente de mi hermano». Recordó que estuvo cuatro meses concentrados previo al inicio del Mundial y vió a su hermano el 3 de mayo, porque toda su familia concurrió a la concentración para su cumpleaños. «Me trajeron una torta con el escudo de Unión de Santa Fe», dijo.

El entrevistado sostuvo que ganar el campeonato mundial «es lo máximo» que puede aspirar un deportista. «Tras el pitazo final quede unos segundos paralizados. Un amigo me hizo toda la secuencia fotografía (del festejo) donde se nota que me quede paralizado, porque estaba emocionado. Y eso fue lo máximo y nos preparamos para eso», concluyó Luque.

Comentarios

Comentarios

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.