¿Intento de sabotaje en el vacunatorio contra la Covid 19 de Eduardo Castex?

Un extraño episodio se produjo en el Centro Cultural Municipal (CCM) de Eduardo Castex donde funciona el Vacunatorio del Hospital Pablo F. Lacoste que lleva adelante la campaña de vacunación contra la Covid 19. Fuentes cercanas al incidente comentaron que durante febrero hubo un intento de sabotaje para cortar la cadena de frío de un centenar de vacunas Sputnik V, y ofrecieron datos concretos que incluyen detalles de horarios. Sin embargo, ayer otros interlocutores consultados, aunque no descartan un eventual intento de sabotaje, advirtieron que también «podrían haber saltado las llaves térmicas por el elevado consumo» de los freezers.

«Las vacunas no resultaron afectadas, porque no perdieron la cadena de frío ya que la encargada del vacunatorio llegó a tiempo para subsanar el problema», explicaron. De todas maneras, «se tomaron algunas medidas y ya no volvieron a ocurrir episodios de estas características», agregaron las fuentes consultadas.





El extraño suceso se produjo un día feriado cuando coincidentemente habían arribado vacunas contra la Covid 19 a esta localidad. «La encargada del vacunatorio se retiró para bañarse en su casa, aproximadamente a las 14 horas. Regresó rápido y descubrió que estaban bajas las llaves térmicas a las que están enchufados los freezers». Según esta fuente, el freezer «estaba en -26 grados y cuando la encargada llegó se encontraba en -19°. Hubo un incremento de temperatura, pero igualmente permanecía más frío que el requerimiento de esta vacuna, por lo que las dosis no resultaron afectadas».

MEDIDAS DE SEGURIDAD

Como el CCM es un espacio municipal, una funcionaria castense fue la encargada de radicar la correspondiente exposición en la comisaría departamental de Eduardo Castex. Además, desde la comuna adoptaron la decisión de cambiar las cerraduras del edificio, estuvo en obras durante un tiempo prolongado. Además, allí funcionó incluso el Concejo Deliberante y se especulaba que «podía haber varias llaves dando vueltas».

Algunas personas dan por sentado que fue un intento de sabotaje a la campaña de vacunación. «Hubo mala intencionalidad porque ocurrió un feriado y después que llegaron las vacunas. No rompieron nada para ingresar al edificio y solo bajaron las teclas de la luz», transmitieron.

Luego del incidente, la Cospec aportó un generador eléctrico para garantizar la cadena de frío de las vacunas y también se dispuso la presencia de efectivos de seguridad en forma permanente. El personal del vacunatorio trabaja de 7 a 19 horas, y luego acude personal municipal para realizar la limpieza en horario nocturno. Cuando llegan vacunas, queda un policía dentro del edificio para controlar «no se produzca ningún inconveniente. Ahora hay control permanente en el edificio», aseguran.

Sabido es que la comisaría castense no dispone de personal suficiente, situación que obligaría a evaluar otra alternativa para sostener la seguridad del inmueble, algo que podrían cumplir empleados municipales o trabajadores del hospital.

«EXCELENTES INSTALACIONES»

Todos coinciden que el CCM es el sitio «indicado» para desarrollar la campaña de inmunización: cuenta con amplias instalaciones, es cómodo y resulta accesible para todos los vecinos. También cuenta con servicios de internet y electricidad porque se reinauguró hace poco tiempo.

«Hubo un solo inconveniente y afortunadamente no pasó a mayores porque hubiéramos salido en todos los medios periodísticos del país», reconocieron las fuentes consultadas. Y para confirmar las sospechas agregaron: «después que ocurrió ese episodio y se radicó una exposición, se cambiaron las llaves y se dispuso seguridad, nunca más hubo inconvenientes».

Comentarios

Comentarios

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.