Moralejo ya se reincorporó en la función pública: «Pasé por momentos muy complejos», reconoció

El ministro de la Producción de La Pampa, Ricardo Moralejo, ya se reintegró a las funciones gubernamentales tras superar el contagio del Covid-19 que le provocó «un compromiso pulmonar bilateral» que demandó una internación -de una semana- en los hospitales modulares de General Pico. «Pasé por momentos complejos porque tenía un compromiso pulmonar bilateral moderado y requirió de una asistencia terapéutica importante, que la pude atravesar y hoy ya me estoy recuperando de la enfermedad», relató en una entrevista telefónica con Radio DON 101.5 de esta localidad.

El funcionario pampeano respaldó las medidas sanitarias anunciadas por el presidente Alberto Fernández para frenar la ola de contagios que afecta al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Y cuestionó los cacerolazos que realizaron algunos grupos en barrios acomodados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.





«Es un grado de inconsciencia importante y de falta de solidaridad, cuando priorizamos algún gusto personal para poner en riesgo a una comunidad. Y además es una falta de solidaridad al sistema de salud que está trabajando todos los días para salvar vidas», dijo.

Moralejo relató que personalmente desde el comienzo de la pandemia «tenía cuidados extremos y era muy cuidadoso de todas las medidas sanitarias». «Seguramente contraje la enfermedad en algún descuido», dijo.

INTERNACIÓN

Moralejo estuvo internado entre el 12 y 19 de marzo, dado que el cuadro de Covid le provocó una complicación pulmonar bilateral. «Estuve en los hospitales modulares (de General Pico) con asistencia respiratoria y afortunadamente padecí un cuadro moderado que no demandó cuidados intensivos», recordó.

«Las medidas preventivas dan resultado porque no contagié a nadie de mi entorno. Hoy ya estoy trabajando con un horario reducido y continuo con la atención adecuada que necesita el ejercicio de la función», transmitió a modo de concientización.

-Moralejo, después de atravesar la enfermedad, ¿qué sensación le provoca cuando observa algunos grupos reducidos de personas que sacan las ollas para protestar?

-Es un grado de inconsciencia importante y de falta de solidaridad, cuando priorizamos algún gusto personal para poner en riesgo a una comunidad. Y además es una falta de solidaridad al sistema de salud que está trabajando todos los días para salvar vidas o que la enfermedad
transcurra de la forma más leve posible. Si nosotros nos aislamos y con una vacunación progresiva, podemos tener el sistema de salud controlado. Y cuando vemos este tipo de protestas deben pensar que a ellos no les pasará, pero hoy vemos que tanto adultos como jóvenes pueden contraer esta enfermedad que puede comprometer sus vidas.

-Recuerdo que cuando comenzó la pandemia, decíamos que íbamos a salir mejores. ¿El coronavirus terminó desnudando nuestras miserias sociales?

-Sí. Hoy tenemos que tratar de protegernos individualmente y a los demás. Con cuidados adecuados no afectamos al entorno. En mi caso no contagié a mi señora e hijos, porque cuando iba a casa me quedaba dos o tres días aislado. Yo todavía no estoy vacunado.

Comentarios

Comentarios

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.